‘Entre navajas y secretos’

‘Entre navajas y secretos’

695
0
Compartir

Lo nuevo de Rian Johnson, da la tonada perfecta con un elenco magistral y una trama entretenida que homenajea a la gran mente de Agatha Christie

Harry Plus

Calificación: Excelente (5 estrellas de 5)

El misterio, el asombro, un asesinato, una decena de sospechosos, una herencia cuantiosa y un investigador privado, son los elementos justos para permitir al espectador adentrarse en el universo de la nueva ficción escrita y dirigida por el cineasta Rian Johnson (‘Star Wars: The Last Jedi’, 2018), ‘Entre navajas y secretos’. Aunque todo esto nos remonta a los clásicos elementos de la cinematografía detectivesca de antaño, donde los juegos de palabras, las nada visibles pistas, las culpas internas, los engaños y mentiras, la avaricia, el poder y la inteligencia de uno sobre el resto, imperaban sobre una trama que envolvía a toda la audiencia para volverla participe de una investigación, sumando complicidad e intriga hacia su desenlace, con giros de tuerca y sorpresas que impactaban a propios y extraños. Este tipo de características son los que dotan de esencia pura y fantástica a esta cinta, que logra encontrar la fórmula perfecta para entregar una de las historias más entretenidas de año.

La historia nos lleva a cuando el renombrado novelista de misterio ‘Harlan Thrombey’ (Christopher Plummer) es encontrado muerto dentro de su mansión, justo después de la celebración familiar de su cumpleaños 85. El inquisitivo y cortés detective ‘Benoit Blanc’ (Daniel Craig) es misteriosamente reclutado para investigar el asunto, que posee tantas variantes como sospechosos en su linea. Él se moverá entre una red de pistas falsas y mentiras interesadas para tratar de descubrir la verdad tras la muerte del afamado escritor. Aquí la pregunta no es ¿por qué lo mataron?, si no ¿quién lo mató?

Sumando a un elenco compuesto por caras conocidas como la de Chris Evans (‘Avengers: Endgame’), Ana De Armas (‘Blade Runner 2049’), Jamie Lee Curtis (‘Halloween’), Don Johnson (‘Django Unchained’), Michael Shannon (‘The shape of water’), Toni Collette (‘Hereditary’), LaKeith Stanfield (‘Sorry to bother you’), Katherine Langford (’13 Reasons why’), Jaeden Martell (‘It chapter 1 y 2’) y los ya mencionados Christopher Plummer (‘All the Money in the World’) y Daniel Craig (‘No time to die’), que dicho sea de paso, entregan un compuesto actoral brutal, pues cada uno de ellos se muestra en total sintonía, comprometidos con su personaje en cada rubro, brindando una total solvencia y naturalidad, lo que añade además un carisma fenomenal sobre su desarrollo, ya que cada uno contiene capas que los vuelven totalmente únicos e interesantes (al igual que probables sospechosos), permitiendo barajar cada elemento con soltura y determinación. Desde las insulsas y hasta burdas reacciones que pecan de huecas, que sirven extraordinariamente para regalar momentos esplendorosos, hasta la pasiva pero astuta manera de Benoit, para manipular a su antojo a cada uno de los miembros de la familia ‘Thrombey’. Aquí todos se muestran espectaculares, con sátira, crítica social y muy personal.

El cineasta transmite un dominio total sobre su intención, ya que desde el primer cuadro, cada uno de los detalles que plantea la historia están colocados de forma meticulosa; lo mismo para cada dialogo, escena, movimiento y composición, pues todo va tomando forma dentro del imaginario de Johnson, quien lleva de la mano a su audiencia para desentrañar a fondo las preguntas más simples y las más cruciales sobre el fatídico desenlace del patriarca de la familia ‘Thrombey’. Es notorio el grato homenaje que rinde a cineastas como Alfred Hitchcock, con el vertiginoso suspenso y misterio que emplea, así como a la rebuscada e inteligente manera de entretejer un relato y una resolución al estilo de Agatha Christie, y es que los más puritanos encontraran gratificante el magnánimo desempeño de la cinta. Comprende a la perfección la manera en la que se tiene que reorganizar cada uno de los elementos que funcionan con este tipo de género y los pule a su antojo, regalando algo sumamente fresco y digerible.

Realmente no hay un pero como tal, de hecho es una alegre observación, lo único que podría encontrar es que apela y vulnera a nuestra propia arrogancia como investigador, en esta cinta, se manipula al espectador a su antojo, pues el director está caminando siempre dos pasos por delante, burlándose y haciendo gala de su astucia, lo cual deja en mal paso a la audiencia, aunque siempre de manera elegante para contribuir con el devenir de la investigación, pues cuando creamos que tenemos todo resuelto, el mismo Benoit Blanc nos dará una cachetada sutil para esclarecer las incógnitas. No des nada por sentado, aquí todo juega un papel importante y en tu contra.

‘Entre navajas y secretos’ es un producción que sobresale abruptamente de entre las comedias dramáticas que han emergido en este año, una sorpresa placentera que entrega lo más puro del cine de suspenso mezclado con una perfecta dosis de humor y enredo que te mantendrá al filo de tu butaca. Una de las cintas más emblemáticas del año y sin duda, la más compleja y trascendental de Rian Johnson.