Rey, sólo de EU

Rey, sólo de EU

154
0
Compartir

Ciudad de México.- El Supershow de la WWE en la Arena CDMX se vivió con gran emoción, como lo expresaba el rostro de los espectadores más pequeños al ver a sus luchadores favoritos, desde los clásicos Randy Orton y Rey Mysterio, hasta las nuevas promesas latinoamericanas en la industria de la lucha libre norteamericana, como Humberto Carrillo y Andrade.

Y la batalla más esperada duró muy poco. Mysterio no le pudo arrebatar el Campeonato Universal a El Demonio Bray Wyatt, quien logró salir de la Jaula de Acero.

Sin embargo, los espectadores no se quedaron con las ganas de ver un 619, los burlones: Zayn y Nakamura, fueron callados por el luchador local con su patada icónica.

EL PLATILLO

En punto de las 20:00 horas inició el último sábado el espectáculo transnacional con el enfrentamiento entre el maestro del RKO, contra Ricochet, quien no pudo con la experiencia del ídolo de la marca RAW.

Mostrando la fuerza femenina en el wrestling, se impusieron las Kabuki Warriors: Asuka y Kairi Sane, al no soltar el Campeonato en Parejas que le intentaron arrebatar fallidamente Alexa Bliss, en comparsa con Nikki Cross; Sasha Banks y Bayley; además de Charlotte Flair y Bekky Lynch.

INTRUSO EN CASA

Los mexicanos se vieron decepcionados ante las declaraciones de Andrade sobre el tráfico y las manifestaciones en la capital, “ya estoy harto de México”, por lo que de inmediato se ganó el repudio del público y Aleister Black salió victorioso con su famosa patada Black Mass directo a la cara de La Sombra.

Después se observó el poder mexicano cuando el expeleador de la UFC, Caín Velázquez, ganó al lado del más joven del legado de Los Garza: Humberto Carrillo.

MÁS SHOW

Luke Gallows y Karl Anderson salieron cabizbajos del ring. Roman Reigns ganó la lucha pese a ser obligado por Baron Corbin a comerse los escalones de metal. También salió victorioso Braun Strowman, aunque estaba en desventaja al pelear contra Sami Zayn y Shinsuke Nakamura.

Por su parte, Seth Rollins fue descalificado por aventar al árbitro del ring cuando lo intentaba alejar de Kevin Owens.