Trajineras, cantinas flotantes

Trajineras, cantinas flotantes

262
0
Compartir

Ninguna de las medidas que se adoptarían tras la muerte de un joven ahogado se han implementado

 

Luego de que las autoridades de Xochimilco, supuestamente prohibieran la venta de alcohol en las trajineras, a causa de la muerte por ahogamiento de un joven originario de Puebla al caer de una trajinera en septiembre pasado, usuarios y prestadores del servicio denunciaron a Diario BASTA! que, con el consentimiento del titular de la demarcación y el respectivo cobro de cuota, sigue la venta de bebidas alcohólicas a las personas que suben a las trajineras.

A decir de los remeros, nada de lo que se vio obligado a implementar el alcalde, José Carlos Acosta, ha funcionado. En primer lugar, los tres mil chalecos que se repartieron en los diferentes embarcaderos para prevenir accidentes, fue una medida inservible, toda vez que los chalecos salvavidas son de muy mala calidad y se rompen muy fácilmente.

“Fue una burla a todos. Esos chalecos nadie los usa, porque no sirven. Se rompen. Sólo era para aparentar que se haría algo luego del joven ahogado. El señor sigue permitiendo que se venda alcohol a bordo de las trajineras. Cobra una cuota para permitir eso”, denunció la fuente.

De acuerdo a remeros que por seguridad prefieren guardar el anonimato, a los jóvenes que rentan una trajinera les dicen que si traen alguna bebida la guarden en sus mochilas y la pueden subir, o si no ya en marcha, se acerca otra canoa para ofrecerles la bebida. “Es una cantina flotante que reparte las copas, las chelas y todo lo que les pidan”.

Tras la muerte del joven en septiembre pasado, la alcaldía de Xochimilco limitó la venta de alcohol en las trajineras y dispuso como obligatorio el uso de chalecos salvavidas, además de no permitir el consumo de bebidas embriagantes cuando se realiza el recorrido, pero a casi tres meses del suceso ninguna de las medidas ha sido respetada.

“No podemos hacer caso. Acosta nos cobra para poder trabajar. La gente no se sube si no consume alguna bebida, por eso se aprovecha y nos permite seguir con la venta, pero no sin antes dar un pago a su gente”, denunció un operador.

Sin embargo, ninguna de las disposiciones ha sido respetada. Incluso, el uso de bocinas a bordo de las embarcaciones es evidente y lo pudo constatar este medio en un recorrido por diferentes embarcaderos. Al consultar a la alcaldía, este Diario no recibió respuesta para saber los detalles del funcionamiento de las trajineras.

1 de septiembre, fecha en que José Manuel, un joven poblano, cayó al agua en estado de ebriedad

6 personas han muerto en Xochimilco por ahogamiento en los últimos dos años

 

SEGÚN NUEVO REGLAMENTO:

 

1 botella de licor por grupo se puede subir a la trajinera

3 cervezas de bote o máximo 355 mililitros por persona están permitidas

No se pueden subir bocinas, grabadoras o aparatos de sonido

No se pueden amarrar trajineras y es obligatorio el uso del chaleco salvavidas

En caso de que algún turista no lo quiera portar, tendrá que firmar una carta responsiva