Un “gato” no tan gato

Un “gato” no tan gato

142
0
Compartir

Hay muchas personas que toman el papel de rescatistas y le dan lugar en su casa a infinidad de animales en situación de calle que merecen una segunda oportunidad. En este caso, una joven argentino le dio refugio a un gato color marrón sin imaginar la clase de animal que había rescatado.

El “gato”, encontrado en Tucumán, en Argentina, por Florencia Lobos, de 18 años, quien se encontraba pescando en una zona rural de la localidad de Santa Rosa de Leales cuando se percató de un ruido procedente de una pequeña cueva. En el lugar encontró a dos felinos de una semana de nacidos alimentándose de su madre muerta. Al notarlos hambrientos y desamparados, y con la apariencia de unos cachorros de gato, una hembra y un macho, la joven decidió llevárselos para cuidar de ellos.

La hembra falleció una semana después, pero Florencia continuó cuidando del otro felino, al que llamó ‘Tito’. Después de llevarlo al veterinario por una lesión en una de sus patas, el especialista le reveló que el animal que estaba criando no era un gato y después de otras consultas le confirmaron que se trataba de un ejemplar de puma yaguarundí.

Tras enterarse de la noticia, Florencia decidió contactar con la Fundación Argentina de Rescate Animal (FARA) para manejar la situación. Trascendió que el puma es tratado por especialistas de la organización y ha sido traslado a la reserva de Horco Molle en Yerba Buena, donde se recupera y se prepara para ser liberado a la naturaleza.

El yaguarundí, también conocido como ‘gato moro’, es un mamífero carnívoro que habita en áreas protegidas de Córdoba, San Luis, Entre Ríos, Norte argentino y algunas regiones de Latinoamérica.

También te puede interesar:

Un gato se reencuentra con su dueño ¡Cinco años después!