Repudian reelección del rector

Repudian reelección del rector

289
0
Compartir

Ciudad de México.– Ante la inconformidad por la reelección de Enrique Graue Wiechers, como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el acoso sexual ejercido por algunos profesores, al menos 11 planteles decidieron parar actividades. Y es que ha UNAM ha recibido alrededor de 436 quejas por violencia contra mujeres, de las cuales, muy pocas han sido resueltas.

De las quejas recibidas del 9 de junio de 2018 al 7 de junio de este año, la universidad, solo inició procedimientos en contra de 335, debido a que, en al menos 10 casos no hubo elementos para proceder; 20 no fueron identificados por las víctimas y 20 más eran agresiones por personal externo.

En asamblea, estudiantes de los planteles 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8 y 9 de la Escuela Nacional Preparatoria, determinaron tomar las instalaciones para exigir la destitución de los supuestos profesores acosadores y la del rector Enrique Graue, quien fue electo por la Junta de Gobierno para un segundo periodo al frente de esta casa de estudios.

Por otro lado, decenas de jóvenes encapuchados, entre hombres y mujeres, ingresaron a las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde realizaron pintas y rompieron los cristales de la Torre de Rectoría; algunos sujetos lograron bajar la bandera del asta que se encuentra en la explanada, la colgaron y la quemaron en la entrada de rectoría, debido a que no el actual rector Enrique Graue no da solución a la mayoría de denuncias por acoso sexual que se vive adentro de la UNAM.

Las diferentes paredes de ciudad universitaria, sufrieron pintas.
“Rectoría, casa de violadores”, “Qué viva la anarquía”, “Fuera Graue” y “Máxima casa de machos”, se lee.

En cinco minutos los manifestantes destrozaron la librería Henríquez González Casanova, y restaurarla tomará un lapso aproximado de mes y medio, aseguró Benjamín “N”, trabajador de las instalaciones ubicadas en la Ciudad Universitaria de la UNAM. También el mural de Siqueiros sufrió afectaciones.

También el “Colectivo Feminista Rosas Rebeldes”, cerró la Escuela Nacional Preparatoria 3 ‘Justo Sierra’ para exigir la destitución del director del plantel, así como de cinco profesores acusados de acoso, amenazaron que de no ser atendidas por las autoridades universitarias, el paro se extenderá hasta la renuncia de los acusados.

Al respecto, la oficina de Comunicación Social de la UNAM emitió un boletín en el que repudió los actos vandálicos, por lo que proporcionará a las autoridades ministeriales elementos para que se proceda penalmente contra quienes resulten responsables.

 

Una ofensa reelección de Graue

La Colectiva Violetas FES Aragón, manifestó durante la toma del edificio de Gobierno de la facultad de la UNAM ubicada en Nezahualcóyotl, que la reelección de Enrique Graue Wiechers como rector, es una ofensa.

En el edificio donde despacha el director Fernando Macedo Chagolla, principal señalado de solapar a acosadores y violadores, pegaron su fotografía, la del rector y la de tres funcionarios más.

Samuel Farfán Ramos, abogado auxiliar de la dirección, es señalado por no seguir el protocolo de género de la universidad, vigente desde el 2016, además de revictimizar a las denunciantes y de encubrir a los acosadores.

Aldo González Gutiérrez, responsable de jurídico, y Elodia del Socorro Fernández Cacho, responsable de la división de Ciencias Sociales, son acusados de no recibir denuncias, e incluso, no conocer el protocolo.

 

Responsabilizan a Graue por violencia

Ante la presencia de grupos porriles en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Victor Rogelio Caballero, defensor de estudiantes víctimas de la de la violencia, señaló como responsable a Enrique Graue de cualquier ataque.

“Exigimos a las autoridades de la UNAM que ordenen a su fauna porril que se abstenga de atacar a compañeras y compañeros estudiantes. Hacemos responsable de cualquier ataque a Enrique Graue”, publicó a través de internet.

 

Numeraria

16 alumnos de la UNAM, han sido expulsados en el último año escolar, por haber ejercido violencia contra mujeres.

5 contratos de empleados en honorarios se anularon, y se sancionaron a otros 16 trabajadores de confianza por haber agredido de alguna forma a una mujer universitaria.

170 casos fueron agresiones de alumnos, de las cuales 29 fueron remitidos al Tribunal Universitario, suspendiendo a 29