Llevan la fiesta al Congreso

Llevan la fiesta al Congreso

269
0
Compartir

Llegan con música y exigen ser incluidos en la aprobación de la Ley de Trabajadores no Asalariados

 

A ritmo de la música norteña de Los Fiscales de la Sierra, unas 300 personas entre músicos, boleros, organilleros y trabajadores sexuales, cerraron las calles de Donceles y Allende, sede del Congreso de la Ciudad de México, para exigir sean incluidos en la aprobación de la Ley de Trabajadores no Asalariados de la capital.

Desde las 8 de la mañana, el señor Raúl llegó con su pesado instrumento musical a las escalinatas de recinto legislativo de la capital para exigir que se les tome en cuenta en el análisis de la nueva ley de trabajo no asalariado.

En el año 1967, don Arturo decidió que su vocación era la de cargar un instrumento musical y andar por las calles para llenar el oído de los capitalinos. “Estamos dentro de un reglamento que existe desde 1965. No somos comerciantes, y vimos que las iniciativas presentadas están más enfocadas al comercio ambulante en lugar de tomar en cuenta el verdadero trabajo no asalariado”.

La música del grupo norteño El Nuevo Elemento, se echaba un mano a mano con los demás gruperos ahí presentes, pero después de las 10 de la mañana los diputados decidieron salir. Isabela Rosales, presidenta de la Mesa Directiva, atraída por el ritmo invitaba a sus compañeros diputados a echarse un bailongo.

Integrantes de la comunidad LGBTTTIQ acudieron a conocer los pormenores de la reforma al artículo 2 de la Constitución Política de la Ciudad de México en el Congreso local, pero fueron agredidos por elementos del área de Resguardo del edificio de Allende y Donceles en la Colonia Centro, por lo que la activista Diana Sánchez Barrios dijo que presentará una denuncia ante el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Al sostener una reunión con la diputada local del PRI, Sandra Vaca, ésta se solidarizó con Diana Sánchez y demás integrantes de la citada comunidad, a quienes se les prohibió el ingreso al recinto, presuntamente por órdenes de la presidenta de la mesa directiva, Isabela Rosales, “por lo que  se violó su derecho a la identidad de género al ser tratados con falta de respeto como hombres”, declaró en entrevista Diana Sánchez Barrios.

 

5 mil boleros, aproximadamente aglutina la Unión de Aseadores de Calzado

54 sectores, en los que está dividida la Unión de Aseadores de Calzado

150 personas, aproximadamente, aglutina el Sindicato de Organilleros de México

$150 al día deben pagar por el alquiler del organillo