Un éxito para la diplomacia mexicana

Un éxito para la diplomacia mexicana

488
0
Compartir

Esteban Durán

Procedente de La Paz, Bolivia, Evo Morales llegó este martes al aeropuerto de la Ciudad de México, después de haber renunciado a la presidencia de ese país por presiones militares y de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador le concediera asilo político.

Marcelo Ebrard, canciller mexicano, fue el primero en recibir a Morales al bajar de la escalinata del avión de la Fuerza Aérea Mexicana, que aterrizó pocos minutos después de las 11:00 en hangar de las fuerzas federales.

El líder boliviano lamentó, en sus primeras palabras, el «golpe de Estado», tras su «nuevo triunfo» en la primera vuelta de las elecciones de octubre y agradeció al Ejecutivo mexicano su decisión de otorgarle asilo político.

«El Presidente de México me salvó la vida», expresó el boliviano, antes de denunciar cómo el pasado sábado, -un día antes de su renuncia-,  «un miembro del equipo de seguridad del Ejército» le mostró mensajes que probarían cómo se estaban recibiendo ofertas para que los militares lo entregaran «a cambio de 50 mil dólares», según Morales.

En su discurso, ante cientos de periodistas, manifestó que «mientras tenga la vida, seguimos en política. Mientras tenga la vida, sigue la lucha, y estamos seguros que los pueblos del mundo tienen todo el derecho de liberarse».

Añadió que «No hay peor delito o pecado que es que ideológicamente somos antiimperialistas, y que sepa el mundo entero, no por este golpe voy a cambiar ideológicamente, no por este golpe voy a cambiar el haber trabajado con los sectores más humildes», agregó.

Evo Morales llegó a México junto al que fuera su vicepresidente, Álvaro García Linera; y su ministra de Salud, Gabriela Montaño.

 

Informe pormenorizado de Marcelo Ebrard

Horas antes, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, dio un informe pormenorizado sobre las vicisitudes que se presentaron durante el viaje del ex presidente de Bolivia, Evo Morales, en la que un avión de la  Fuerza Aérea trasladó al político a la capital de la República Mexicana.

Fue durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, donde el canciller mexicano confirmó que el ex mandatario de boliviano viajaba ya hacia nuestro país para aterrizar en el hangar de la Fuerza Aérea en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El funcionario mexicano calificó como un periplo el vuelo desde La Paz, hasta la capital mexicana con Evo Morales a bordo,  -lo que incluso obligó al avión viajar hasta Asunción, Paraguay- a las 8:00 horas la nave recibió autorización para cruzar el espacio aéreo de Ecuador.

El encargado de la política exterior mexicana resaltó el apoyo inicial de Perú, aunque posteriormente haya obstaculizado la operación. También agradeció el apoyo de Paraguay, Brasil, Ecuador y de Alberto Fernández, presidente electo de Argentina.

Subrayó que con la llegada de Evo Morales a territorio mexicano se superará una etapa que fue “muy difícil”, pero de la cual “la diplomacia mexicana salió avante. “Gana la diplomacia mexicana, el derecho de asilo y la posibilidad de una salida democrática en Bolivia”, expresó Ebrard Casaubón.

“Sólo Evo Morales podrá explicar las razones por las cuales aceptó el ofrecimiento de asilarse en México”, manifestó el canciller y agregó que “por seguridad”, se mantendrá en reserva el sitio donde Morales tendrá su residencia en México.

Antes de abordar la aeronave mexicana, no se realizó una valoración médica de Evo Morales, quien sin duda carga un “cansancio” por todo lo que ha sucedido en su país.

“No trae ni cartera, ha viajado en condiciones muy precarias”, respondió Ebrard a insistentes cuestionamientos de quien sufragará la manutención de Morales durante su asilo en México.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores subrayó que al asumir el otorgamiento de asilo, México deberá resguardar la integridad de Morales. El que Evo Morales pudiera abordar el avión fue resultado de una negociación diplomática entre autoridades mexicanas y militares de Bolivia; sin embargo, dijo desconocer quién tiene el control en de la nación sudamericana tras la renuncia de Morales.

El régimen que encabeza López Obrador “está actuando diferente. Sin duda alguna esto tendrá un impacto y marcará posiciones en Latinoamérica, donde México posiciona su liderazgo”, señaló el canciller Ebrard quien, ante la postura contraria frente a Bolivia asumida por el gobierno de Donald Trump, enfatizó que con Estados Unidos hay “una buena relación que no debe basarse en la sumisión, sino en el respeto”. “No existe tensión, sino que solo son diferencias de pensamiento, así como lo hay sobre el tema migratorio y el manejo de armas”, agregó.

En la reunión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos sobre el caso Bolivia, “vamos a a plantear el respeto lo que constitucional y legalmente” debe imperar en el país sudamericano y a que “haya una salida democrática y pacífica a lo que está ocurriendo… ayer nadie me supo decir quién está cargo -en Bolivia- porque no hay vicepresidente, porque no hay ningún tipo de acuerdo porque fue una demanda del Ejército que renunciara el presidente en funciones; eso tomó por sorpresa a todas las fuerzas políticas”, en esa nación, remarcó Ebrard.

 

Frase: «El Presidente de México me salvó la vida», Evo Morales Asilado político en México