¡Estrés laboral!

¡Estrés laboral!

530
0
Compartir
Twitter: @Congreso_CdMex
Hugo Hernandez

Los días de trabajo en el Congreso de la Ciudad de México, han sido extenuantes, al grado de que sus colaboradores y empleados de estructura han tenido que recurrir a un desestrés laboral. A nadie se le niega una distracción en medio de tantas comparecencias, leyes que aprobar y mucha grilla política.

Es el caso de la Coordinadora de Servicios Parlamentarios, Estela Carina Piceno Navarro y su secretaria particular, Liliana Huitrón Hernández, quienes ya se merecían un descanso. No importa si era en horas laborales, lo que interesaba era aplicar una sesión de masaje relajante y olvidarse por unos minutos de su responsabilidad en esta 4T.

Hace unos días, en pantuflas y con camastro y todo, las dos servidoras públicas llamaron a una empresa de masajes para que en el edificio de Gante del Congreso de la Ciudad de México, las atendieran como se merecen, pues su trabajo ha sido muy intenso desde que llegaron a esta Primera Legislatura del Congreso.

Sin respetar los protocolos de seguridad, la Coordinadora de Servicios Parlamentarios pidió que le dieran ingreso a su masajista, en pleno edificio de Gante. Carina Piceno ya se la sabe, viene de la VI Legislatura de la extinta ALDF y dicen que está muy ligada a un diputado de Morena, y por eso pudo evadir los mínimos requisitos para ocupar el cargo, pues no tiene conocimiento en la materia, además de que no tiene una carrera afín a su puesto, ya que tiene una carrera de Pedagoga.

También dicen que las oficinas de Servicios Parlamentarios se utilizan para organizar fiestas, como lo muestran algunas imágenes con globitos, porque también llevaron a cabo un baby shower. Al inicio de la actual Legislatura, Carina Piceno fue severamente cuestionada porque no cumplía con requisito de tener conocimiento en la materia.

En otras ocasiones, también ha sido cuestionada porque acude a comer e ingerir bebidas alcohólicas, diciendo “pidan lo que quieran, el Congreso paga”, incluso han solicitado a través de acceso a la Información Pública, se aclare este último cuestionamiento.