¡Por unanimidad!

¡Por unanimidad!

364
0
Compartir
Hugo Hernandez

Por primera vez, la alcaldesa de Álvaro Obregón, Layda Sansores, logró el consenso generalizado en el Congreso… pero en su contra, pues fue tan grosera, soberbia y poco profesional, que en la sesión del jueves pasado, los diputados del PAN, PRI, PRD, Verde Ecologista, Encuentro Social, PT, e incluso de Morena, aprobaron un exhorto público para que se conduzca con respeto y profesionalismo.

El Coordinador del PRD en el Congreso local, Víctor Hugo Lobo Román, demostró con pruebas en mano que durante su gestión como Jefe Delegacional en Gustavo A. Madero, logró reducir la incidencia delictiva, a través de una estrategia integral de contención mediante un aparato de seguridad propio de la demarcación, por lo cual exigió a la controvertida alcaldesa de Morena, renunciar al cargo como lo ofreció durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

Guadalupe Morales, con gritos y un rostro totalmente descompuesto, recriminó a la alcaldesa dirigirse de manera irrespetuosa a ella durante la reunión, pues dijo ser una representante del Congreso de la Ciudad de México, y exigió una explicación, pero también una disculpa pública por su proceder.

Y es que Layda Sansores destapó que una hermana de la legisladora de Morena trabajaba en la alcaldía de Álvaro Obregón, de donde fue destituida por haber querido trabajar en la ventanilla única de trámites.

Es decir, para tener acceso a la lana. Valentina Batres, fue la única que sin argumentos intentó defender a Layda Sansores. En los pasillos se preguntaron si eso se debió a que en la nómina de Álvaro Obregón hay familiares y amigos de la hermana del Jefe de la Tribu.