Temple

Temple

414
0
Compartir
Foto, Twitter
Hector Garcia

Reza el dicho, que los amigos se ponen a prueba cuando uno pasa por serias dificultades. Esto viene a colación, porque con la decisión asumida por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sobre el caso Culiacán con la liberación del hijo del capo Joaquín Guzmán Loera, Ovidio, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, fue tajante, sin vacilar su respaldo a la determinación presidencial.

Ni vaciles ni medias tintas, Sheinbaum Pardo confirmó lo que ha dicho en diversos foros, que forma parte de la 4T y desde el GCDMX busca impulsarla para hacer bien y mejor las cosas que dejen huella cuando tenga que dejar la jefatura.

La gobernante capitalina siempre ha sido congruente con lo que dice y hace. Basta recordar que cuando el hoy Presidente de la República emprendió una lucha contra la “mafia del poder” allá por el 2006 y años subsecuentes, la científica fue una de las pocas que lo siguieron, apoyaron y creyeron en él.

Hoy no tenía de qué otra forma. La decisión presidencial ya se tomó y la andanada de críticas no se ha hecho esperar.