Toda la verdad sobre los préstamos inmediatos

Toda la verdad sobre los préstamos inmediatos

Es verdad que la idea de conseguir dinero de forma rápida y en línea suscita el mismo interés que temor

1305
0
Compartir

Los préstamos inmediatos tienen muchos detractores. Es verdad que la idea de conseguir dinero de forma rápida y en línea suscita el mismo interés que temor. Es por eso que en este artículo (con la colaboración de Financer.com) queremos hablar de los mitos y las falsas creencias que hay entorno a este tipo de créditos.

Los préstamos inmediatos son una de las fuentes del sobreendeudamiento

Los préstamos inmediatos tienen una tasa de interés más elevada que las tarjetas de crédito o los préstamos que ofrecen los bancos. Sin embargo, el dinero te llega de una manera mucho más rápida que si lo pides en instituciones financieras tradicionales. Por ejemplo, hay algunas entidades en que te aprobarán el crédito en cuestión de minutos, por lo que vas a disponer del dinero en menos de 24 horas.

A pesar de lo que pueda parecer, este simple hecho no lleva a más sobreendeudamiento. Los préstamos inmediatos son ideales para cubrir imprevistos puntuales. Eso sí, no se deben usar como media para financiarse a largo plazo. Si se tienen las condiciones claras y se sabe que se podrá devolver la deuda de una forma responsable, no hay riesgo de que exista el sobreendeudamiento.

Las entidades prestamistas otorgan poco dinero

El monto de dinero de los préstamos inmediatos es bajo debido a las características propias del producto. En el caso que se devuelva a tiempo el crédito, las entidades acostumbran a ofrecer más dinero y mejores condiciones en el segundo préstamo que se pide con ellos. Es por eso que a la larga se pueden llegar a pedir cantidades de dinero más elevadas.

Los préstamos inmediatos solo se tienen que utilizar para comprar caprichos o disfrutar de fiestas

Este es uno de los errores más graves a los que incurren las personas que piden este tipo de créditos. Los préstamos inmediatos están pensados para cubrir imprevistos como una avería de tu auto, la rotura de las lentes de tu hijo o la reparación de la lavadora en casa.

Lo ideal es que sirvan como un adelanto de nómina y que se puedan devolver una vez que hayas cobrado.

La mayoría de entidades no pregunta para qué se necesita el dinero, por lo que es muy importante que sepas para qué lo vas a usar de forma razonable y consciente.

Son más caros de lo que parece al principio

No es cierto, ya que depende de cómo se usen. Por ejemplo, si hay un producto que necesitas y está rebajado, puedes pedir un préstamo sin interés. Es decir, no tienes que pagar costos adicionales ni comisiones, por lo que solo vas a devolver el dinero que pediste. De esta manera, te vas a ahorrar dinero con lo que has comprado, ya que no tendrás que pagar intereses del crédito que has pedido.

En verdad todo consiste en pedir una cantidad de dinero ajustada a lo que necesitas. Nunca debes pedir más. Además, tienes que saber que podrás devolver el dinero en la fecha que acordaste o lo antes posible.

Eso sí, solo pide un préstamo si sabes que serás capaz de devolverlo en el futuro. Si crees que vas a tener problemas en hacerlo, los préstamos inmediatos no son la mejor opción.

Los préstamos inmediatos son fraudulentos

No es verdad. La mayoría de empresas que ofrecen dinero en línea están reguladas por las leyes mexicanas. Siempre te tienes que leer las condiciones para estar seguro que la entidad con la que tratas no es fraudulenta. Es por eso que te recomendamos páginas comparadoras de préstamos inmediatos como Financer.com. Las compañías que ofrecen éstas son totalmente fiables y seguras.

Aparte de lo anterior, como medida de prevención contra fraudes o estafadores, nunca confíes en sitios web de empresas en donde no aparece su dirección e información fiscal. Tampoco lo tienes que hacer si hay alguien que se pone en contacto contigo sin haber proporcionado tu número o correo electrónico o si te ofrecen cantidades grandes de dinero sin condiciones aparentes.

Los préstamos inmediatos solo son para gente dinero

En verdad sirven para todo el mundo, ya que son unos productos financieros muy flexibles. Una de las ventajas que tienen es que pueden ser solicitados de manera sencilla y rápida. Eso sí, no creas que se otorgan a la ligera. Antes de tomar una decisión, la entidad prestamista hace un estudio para valorar la capacidad de pago del solicitante. En otras palabras, si determinan que vas a tener problemas en devolverlo, no te lo van a dar.

Siempre tienen comisiones de apertura o cancelación

No es cierto. Es verdad que algunas entidades te pueden cobrar este tipo de comisiones, pero normalmente lo hacen para préstamos de altas cantidades como son el crédito automotriz o la hipoteca. Es muy raro que una compañía cobre una comisión de apertura por un préstamo inmediato.

Los requisitos de los préstamos inmediatos son muy altos

Todo lo contrario. Al tratarse de un proceso rápido, los requisitos que piden las entidades prestamistas son muy flexibles si los comparamos con los créditos que se ofrecen en los bancos.

Aunque depende de cada entidad, en general lo que piden estas compañías son el número de cuenta bancaria en donde van a depositar el dinero, un documento para probar que seas mayor de edad, otro que acredite que eres residente en México, la cuenta de correo electrónico, un número de celular y un comprobante de ingresos regulares.

Como hemos dicho, los requisitos de los préstamos inmediatos son mínimos, por lo que las tasas de aprobación acostumbran a ser bastante altas.

 Piden un depósito para la firma del contrato

Totalmente falso. Ninguna empresa que sea fiable y segura te va a pedir dinero para la firma del contrato o su apertura. La primera cuota que tendrás que abonar será la del préstamo. Normalmente ésta es quincenal o mensual.

Si te encuentras con alguna supuesta entidad prestamista que te pide un depósito para la apertura del contrato del crédito, te podemos asegurar que se trata de una estafa. Si envías el dinero, desgraciadamente no lo podrás recuperar, ya que la supuesta compañía va a desaparecer y nunca más sabrás sobre ella.