Terror a bordo

Terror a bordo

168
0
Compartir

NAUCALPAN, EDOMEX.– Minutos de pánico y terror vivieron los pasajeros de un camión de transporte público, al registrarse una balacera a bordo entre un presunto delincuente y un vengador anónimo que le hizo frente, lo que ocasionó la muerte de una mujer y heridas a otra, además de que varios pasajeros sufrieron fuertes crisis nerviosas.

El atraco se registró a plena luz del día en Periférico, a la altura de Torres de Satélite, por dónde circulaba el autobús de la Ruta 27, cuando un asaltante comenzó a amagar a los usuarios con su pistola para despojarlos de sus pertenencias, sin embargo, un vengador anónimo que viajaba como pasajero le hizo frente y comenzó la balacera.

“Ayúdanos Dios mío, ayúdanos, por favor…”, rezaba una pasajera agachada desde su asiento, sin embargo, en el intercambio de disparos resultó muerta una mujer de 49 años de edad, quien viajaba junto a su nieta de regreso de la escuela, la cual milagrosamente resultó ilesa, aunque lloraba desconsolada tratando de reanimar a su abuelita.

“Abuelita, abuelita, despierta, no te duermas ¿qué tienes abuelita?..”, preguntaba desesperada la niña sin alcanzar aun a comprender lo sucedido.

Paradójicamente junto al cuerpo de su abuela quedó su mochila ensangrentada con sus útiles escolares y, a un costado de los asientos que ellas ocupa ban, el presunto delincuente con dos disparos en el abdomen, mientras el vengador anónimo aprovechó la confusión para darse a la fuga.

PIDE AYUDA

Cuando cesaron las balas, el chofer del transporte público se detuvo sobre Periférico y Circuito Metalurgistas, en Ciudad Satélite, donde solicitó el apoyo de la policía. Hasta ese punto arribó una ambulancia de Protección Civil, cuyos paramédicos certificaron la muerte de la pasajera y atendieron a su nieta que se encontraba aun en shock y visiblemente afectada por los hechos. Otra mujer de la tercera edad y el delincuente, quienes presentaban heridas de bala, fueron atendidos y trasladados al hospital de Lomas Verdes; el hombre bajo custodia policiaca, ya que fue señalado por los asustados testigos como el responsable del atraco.