‘Boda Sangrienta’: “Hasta que la muerte nos separe”

‘Boda Sangrienta’: “Hasta que la muerte nos separe”

475
0
Compartir
Una cinta que mezcla de manera perfecta la comedia con el terror y da una grata y sorprendente lección sobre innovación en el género de horror

 

Harry Plus (@elharryplus)

 

Calificación: Muy buena (4 estrellas de 5)

Dentro de nuestra actualidad, sabemos que la figura del matrimonio involucra grandes esfuerzos y sacrificios para sostenerse en pie, pues al final del día, el amor entre dos personas no es el único pilar que mantiene firme esta noble institución, se necesita de mucha comunicación, madurez y un sin fin de cualidades más que deberán fortalecer a la pareja. No es una falacia mencionar que a lo largo de la historia de la cinematografía, hemos visto incontables producciones que realizan un homenaje alegre y puro de esta celebración, pero de vez en cuando encontramos algunas cintas que abordan la otra cara de esta alegoría, una que nos muestra la faceta oscura y lúgubre, la que provoca sustos en propios y extraños, es por eso que ‘Boda Sangrienta’ toma un riesgo de forma acertada y nos muestra de manera ácida, lo que ocurre cuando se involucra de forma literal la frase: “Hasta que la muerte nos separe”.

La historia nos muestra a ‘Grace’ y ‘Alex’, una pareja feliz, enamorada y lista para dar el paso de contraer matrimonio. Pero durante la noche de su boda, cuya celebración se está realizando en la mansión de la rica y excéntrica familia de ‘Alex’, las cosas se tornaran un poco extrañas para ‘Grace’, quien para tener la aprobación de su nueva familia, deberá participar en una tradición ancestral de juegos de mesa, una que se convierte a la posteridad en un duelo letal de superviviencia, aquí no hay medias tintas, es matar o morir.

De entrada debemos recalcar que esta producción es una grata sorpresa, pues la dirección de Tyler Gillett y Matt Bettinelli-Olpin, junto con el guion elaborado por Guy Busick y Ryan Murphy, encuentra una mezcla extraordinaria entre horror y comedia, una que te dejará sinceramente satisfecho. Y es que gracias a su sutil e inteligente humor negro, sus 95 minutos de duración se vuelven a la posteridad en una grata memoria. Subversiva y elegante, pero a la vez formal y grotesca, ‘Boda Sangrienta’ arriesga al plantear una problemática poco explorada dentro del género, acá no hay rodeos y se sabe a la perfección cuál es su cometido. El hecho de utilizar el vínculo del matrimonio para contar una historia digna de los anales de ‘Cuentos de la cripta’, funciona a la perfección.

Su protagonista, Samara Weaving, es la piedra angular, pues carga en su espalda de manera excelsa con cada tonalidad de la trama, mediante su simpatía y gran rango de expresividad, nos adentra sin tapujos en su fatídica noche (hace dos años protagonizó ‘The Babysitter’, una comedia de terror original de Netflix). Su interpretación nos lleva por un recorrido extremista, pues fácilmente representa lo colorido y emocional de la felicidad y el amor, como lo desesperante y temeroso de enfrentar a la muerte, los matices elaborados son justos para crear a un personaje emblemático y bien llevado. Después de todo, una chica con vestido de novia, ensangrentada, utilizando Converse, no es una imagen que se ve todos los días. Una ‘badass’ en su totalidad.

La primera media hora la cinta se vuelve demasiado melodramática y sin aparente rumbo fijo, cae en la monotonía y por momentos de siente burda y algo tediosa, generando poco misterio o interés en el espectador. Aunque la acción comienza justo cuando inicia el juego, el trabajo previo arruina la nota perfecta, pues da la impresión de que estamos ante una historia con nulo carisma. De igual forma mencionar que la poco o nada elaborada e intrigante explicación sobre los hechos que desencadenan la tradición ancestral, generan más preguntas que respuestas, dejando un ligero toque se insatisfacción, pues no se puede tratar con tanta simpleza un elemento de vital importancia.

Aunado a esto, encontramos el hecho de que el resto del elenco genera poco o nada para el devenir de la historia (Adam Brody, Andie MacDowell, Mark O’Brien, Henry Czerny, entre otros), y es que en su mayoría encontramos actuaciones que apenas cumplen con lo establecido, creando un malestar en cuanto a lo inverosímil de su proyección, y aunque las circunstancias del filme son propicias para interpretaciones exageradas y fuera de lo común, no se deja de sentir el mal sabor de boca con respecto a ciertos personajes (los padres de ‘Alex’ por mencionar algunos). Además de que ciertas decisiones de la protagonista caen en el rango de lo ilógico, ya que son actitudes que difícilmente se tomarían dentro de la vida real, pero se comprenden como meros gatillos que desencadenan el desenlace de la trama.

‘Boda Sangrienta’ representa una historia fresca y arriesgada dentro del género de terror, su nivel de comedia y acción lograrán cautivar a quien la ve y sin duda su protagonista pasará a la historia como una de las más elocuentes y carismáticas, con diálogos bastante atinados y comentarios ácidos dignos de un aplauso, creando así una de las más gratas sorpresas de la temporada de estrenos. Un éxito asegurado puesto que México es uno de los mercados que más consume cine de terror. Y aunque su comienzo y construcción genera dudas e incertidumbre, su desarrollo y desenlace te dejará más que satisfecho.