Se debate entre Pumas y el América

Se debate entre Pumas y el América

646
0
Compartir

Ciudad de México.- Se habla de identidad, fidelidad, orgullo, de ondear banderas, de sentir cariño por la cuna y profesarle un amor eterno; sin embargo, entendiendo que el balón gira a la velocidad de los millones, cada vez son menos los casos de algo tan puro.

Hay apenas excepciones, aunque muchas veces el equipo de la niñez es el que se impone cuando las historias en los llanos tuvieron su punto final.

Braulio Luna, quien apareció en Primera División gracias a la formación que le dio Pumas, es uno de tantos casos que guardó por un tiempo la simpatía que siempre tuvo de chaval, misma que pudo palpar de cerca cuando fue un tipo deseado en el circuito.

“Este tipo de situaciones son difíciles, puedes tener un equipo, yo desde pequeño le fui al América, pero la formación que tuve en Pumas me hace querer mucho también a este equipo, yo traté de dar lo mejor de mí en todas las instituciones y guardas un cariño especial por todas, porque viviste cosas distintas.

“Se me llegó a dificultar decantarme por un equipo, para mí es muy complicado. Yo soy de formación puma y de maduración y afición americanista”, comparte en entrevista con Grupo Cantón.

 

Llega al Nido

Los planes de Braulio dieron un vuelco, pues después de firmar uno de los mejores Mundiales en Francia 98 con la Selección Nacional, sus bonos subieron como la espuma, y ello le convirtió en el objeto del deseo de varias escuadras poderosas de la Liga local, y de algún club español.

El mediocampista viajó como jugador felino, pero el regreso, tras culminar su participación con el Tri siendo eliminado ante Alemania en Octavos de Final, fue siendo el blanco de infinidad de rumores que apuntaban a que el Pedregal ya no sería más su casa.

“Cuando regreso de la Copa del Mundo me siento con el presidente de ese entonces, Javier Jiménez Espriú, yo tenía muchos deseos de quedarme, de querer ser campeón con Pumas, y ya después ver opciones de jugar en Europa o con otro equipo igual de importante, la tristeza fue que él me dijo que estaba vendido al América, me avisó en ese momento, a pesar de que yo tenía contrato, y así se da mi traspaso.

“Me explicó que como yo siempre le fui al América, y era lo que yo quería, él me dejó ir, entonces ahí sí se me volteó la afición, aunque también hay gente que entiende que somos profesionales. La transferencia estaba hecha, el dinero ya estaba en las arcas del club, Jiménez en ese momento me explicó que con ese dinero trajeron a Saporiti (Roberto), a cuatro o cinco jugadores, además de que pudieron sanear las finanzas”.

Luna, 21 años después, aunque al momento sufrió incomodidad, y hasta cierto enfado, comparte que “fue una venta importante, que bueno que pudo ayudar al club, aquí lo único que no me pareció es que yo me enteré cuando prácticamente estaba vendido, nunca me dijeron si pude tener otras opciones, como la del Zaragoza, que pudo estar interesado en mis servicios”.

 

La pasó mal

El zurdo capitalino revela que pasar de CU a Coapa fue una conversión que se dificultó desde los primero días, pues la pasión de ambas aficiones pudo ocasionar que su fichaje fuera considerado como una traición al unamita.

“Fue muy incómodo, ya estando en el América nos apedrearon el autobús en Ciudad Universitaria, nos rompieron todos los cristales, terminé todo cortado de los brazos.

“Incluso, en restaurantes gente que estaba a lado no me dejaba comer a gusto, a veces hasta los propios meseros me servían de mala gana”.

 

88 Goles marcó Braulio Luna en Primera División

8 Playeras del futbol mexicano vistió: Pumas, América, Necaxa, Tecos, San Luis, Veracruz y el Pachuca y Cruz Azul Hidalgo

DATO

Va Henry

Aunque viene saliendo de una lesión, todo apunta, según la última práctica americanista, a que Miguel Herrera mandará a Henry Martín como la pareja en ataque de Roger Martínez.

Favorito

Aunque Braulio lanza que es complicado dar a un favorito en esta clase de partidos, desde su visión como analista cree que el América podría tener más opciones que Pumas de ganar el partido mañana en el Estadio Azteca.

Compartir
Artículo anteriorTermómetro
Artículo siguiente¡Ay, Nenuco!