Termómetro

Termómetro

644
0
Compartir
Pablo Cruz Alfaro

EXCELENTE TERMÓMETRO para medir los niveles de aceptación serán para los alcaldes mexiquenses los festejos del próximo domingo, en que se plantarán frente a sus gobernados para dar el Grito de Independencia.

Se espera una sonora rechifla para muchos de ellos, ya que la soberbia les ha ganado. En Nicolás Romero, Armando Navarrete López, tendrá que soportar los reclamos de los habitantes, quienes se dicen hartos de la delincuencia. Ahí, los robos, secuestros y asaltos no han parado, pero esta situación parece no incomodar al alcalde, ya que para eso cuenta con un nutrido grupo de guardaespaldas que lo cuidan centímetro a centímetro.

En Atizapán de Zaragoza, la situación no es diferente, la alcaldesa Ruth Olvera Nieto, se ha ganado a pulso el descrédito, la gente no cree en ella. El destinar recursos para cosas vánales, como la presencia de actores del programa “Hoy”, en los festejos del día del barrendero y del bombero, donde departió Galilea Montijo, esposa de Fernando Reina, tesorero municipal, con los festejados, en lugar de reparar vialidades e incrementar el presupuesto en materia de seguridad, ha puesto a su Gobierno contra la pared.

Ejemplo claro, son las exigencias de vecinos de Condado de Sayavedra, donde hace unos días fue asesinada una mujer, que piden mayor seguridad. No la tiene fácil Olvera Nieto, durante la ceremonia del Grito corre el riesgo de ser abucheada.

LA DE HOY: La edil de Naucalpan, Patricia Durán, entregó la repavimentación de la calle Vicente Guerrero en la colonia Ciudad de los niños, que requirió una inversión de cerca de 7.5 millones de pesos. La obra en cuestión, tiene una superficie de 952 metros cuadrados. AUN HAY MÁS.

Compartir
Artículo anteriorFestejo diferente
Artículo siguienteDardo con grito