¡Calientes!

¡Calientes!

534
0
Compartir
Salvador Trejo

El shaka de la tira chilanga, Chucho Orta, debería poner en práctica lo que hacían en la historia de Pantaleón y Las Visitadoras, para bajarle la calentura a sus muchachos, pues los casos de abuso sexual cometidos por uniformados no cesan.

Ahora resulta que otro cuico de la SSC fue denunciado por una morrita a la que le agarró pompa, chichis y tocho su cuerpecito con el pretexto de una “revisión de rutina”.

La joven, de 25 abriles, había acudido a comprar el cargador de su cel y cuando caminaba por Jesús Carranza, fue interceptada por dos tiras, uno de apellido Arias y otro con las siglas JM, quienes para acalambrarla le dijeron que la iban a revisar para ver si llevaba mota.

El orate que traía la iniciales JM comenzó a toquetearla y aunque ella le pidió que no se pasara de lanza, el oficial no cesó en su calentura, pero no sólo eso, sino que también le tumbó su Iphone.

La joven le puso producto de gallina al asunto y denunció a los polipuercos del Sector Morelos. La pregunta es: ¿hasta cuándo se pondrá freno a estas calenturientos de los cuicos?