Una historia de realeza

Una historia de realeza

581
0
Compartir

YOAB SÁNCHEZ

El 21 de junio de 1985 nació en Nueva York Elizabeth Woolridge Grant, mejor conocida como Lana Del Rey. Sin duda hoy en día una de las artistas más populares de la industria por su belleza, talento y sobre todo, originalidad, ya que es conocida como una exponente dentro del género conocido como Pop Barroco, que se caracteriza por llenar las melodías de todo tipo de arreglos orquestales: flautas, arpas, guitarras, trompetas y más.

Llegar a la posición que tiene actualmente no fue nada fácil; ella misma cuenta que sufrió graves problemas de alcohol a muy temprana edad, sin haber cumplido los 15 años sus padres le ayudaron a superar el alcoholismo internándola en una escuela de Connecticut donde pudo sobrellevar el problema. A los 18 regresó a su natal Nueva York para estudiar metafísica y ahí fue donde comenzó poco a poco a adentrarse en el mundo de la música.

A partir de ese punto, su incursión en el medio musical se vuelve muy similar a la de otros artistas; una lucha constante por ser escuchada, presentaciones en todo tipo de lugares, crear relaciones para colocar sus sencillos en radio, en fin, la diferencia es que ella probó un camino distinto en cuanto al género musical, optó por un estilo vintage, melancólico pero profundo, evocando la nostalgia, que nos regala recuerdos que no vivimos, pero nos hubiera gustado vivir, todo eso la destacó del resto.

En cuanto al singular nombre artístico que escogió, Del Rey cuenta que no fue el primer nombre que consideró, era conocida como Lizzy Grant y después de pasar por todo tipo de extraños alias como: Sparkle Jump Rope Queen, May Jailer, Lana Del Ray como aparece en su álbum de estudio debut del 2010, Lana Del Ray a.k.a Lizzy Grant, pero finalmente se quedó con Lana Del Rey después de un viaje a Miami con su hermana. “Quería un nombre que sonara algo exótico y me recordara la playa en costa de Florida”, dijo la artista.