Plácido Domingo pierde contratos

Plácido Domingo pierde contratos

556
0
Compartir

Plácido Domingo vive una situación comprometida que está afectando no sólo su imagen, sino también su trabajo, que ya recibe el impacto de las acusaciones de acoso sexual, por lo que le han cancelado su presentación en Pennsylvania, EU.

Ya se sumaron dos denuncias públicas a las nueve que se han divulgado, pero hasta el momento se desconoce que los señalamientos hayan llegado a una corte, en este caso, quizá sería en los juzgados de California, porque el vive ahí y, además, trabaja en la Ópera de Los Ángeles; sin embargo, el cantante español tiene un cuerpo de abogados que está preparado para atender el caso.

La más reciente información, en periódicos y redes sociales, es que una cantante de nombre Ángela, residente en Estados Unidos, ha dicho que el comportamiento de Plácido fue inapropiado con ella hace años, al tocarle el busto en forma brusca, causándole dolor en los senos.

Plácido no ha aclarado nada porque hasta el momento no hay una acción legal, sino que el tema y las declaraciones de las veinte mujeres, se ha ventilado solamente en los periódicos, revistas y demás medios, pero no en la corte.

Estas denuncias ha conmovido a la opinión pública, sobre todo en México, donde el cantante vivió desde niño, hasta la adolescencia, etapa, por cierto, en la que tuvo un amor de juventud y de ese amor nació José Domingo, mexicano, y luego se fue a España, donde se formó como el gran tenor que es.

La extrañeza de los mexicanos ante estas terribles noticias, es que Plácido ha dado muestras en nuestro país de cariño y solidaridad, sobre todo en desgracias como el temblor de 1985, cuando llegó a la zona de Tlatelolco, muy dañada (donde murieron sus tías) y se armó de pico y pala para retirar escombros y tratar de salvar vidas.

Hay una acción que habla de su generosidad. En el edificio Nuevo León, que se derrumbó, Plácido habló con los familiares de los habitantes que perecieron y que vivía en esa torre, y les dio un cheque a cada uno.

Otro acto que habla de su nobleza fue con el tenor, también español, José Carreras, que se expresaba mal de Plácido y cuando cayó Carreras enfermo de gravedad y sin recursos para solventar los gastos médicos, Domingo cubrió hasta la última peseta, en el anonimato. Así era y es de generoso el tenor.