A punto de esclarecerse

A punto de esclarecerse

459
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.– El pasado 24 de julio, una sicaria llamada Esperanza Gutiérrez, junto a otro hombre entraron al restaurante Hunon de Plaza Artz Pedregal, donde causaron terror entre los comensales, pues tenían la misión de cumplir un encargo y asesinar a como diera lugar a dos hombres de origen israelí identificados como Benjamín Yeshurun Sutchi, de 44 años, y Alon Azulay, de 41.

La misión la cumplieron cabalmente, pues los dos israelíes quedaron muertos entre mesas, comida y bebidas; en la confusión Esperanza y su cómplice salieron corriendo y disparando para escapar, pero desafortunadamente la primera fue capturada cuando huía caminando a toda prisa por el Periférico, no así su cómplice, quien se convirtió en el hombre más buscado por la policía capitalina.

Fue así como, luego de 44 días de intensas investigaciones y búsqueda, agentes de la Policía de Investigación lograron echarle el guante a Mauricio Hiram Suárez Álvarez, El Mawicho, de 23 años de edad, cómplice de Esperanza y autor material del doble asesinato, el cual se escondía en Zapopan, Jalisco, hasta donde fueron los sabuesos para cazarlo y traerlo de regreso a la capital, donde fue internado en el Reclusorio Oriente, donde un juez lo espera para vincularlo por el delito de homicidio calificado.

Ahora se sabe que El Mawicho trabajaba para el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y que posiblemente esta organización criminal ordenó la ejecución de los israelíes como parte de la “limpia” que el CJNG está haciendo en algunas alcaldías de la capital del país.

Se espera que con la detención de Suárez Álvarez el caso quede en los próximos días esclarecido en su totalidad.