Dar el paso… lo único

Dar el paso… lo único

442
0
Compartir

Ciudad de México.- Algunos analistas y expertos hablaron de que el Super Bowl LIII fue uno dominado por las defensivas, después de un marcador tan cerrado (13-3) entre los New England Patriots (Campeones) y Los Angeles Rams.

Lo cierto es que para la escuadra angelina, al final la defensa tampoco fue tan dominante, pues más allá de que pudo frenar el racimo de los Patriotas, terminó por ceder más puntos que el rival.

Y es precisamente haciendo un análisis global que, en las cuentas finales podría hablarse de que el equipo en su totalidad no estuvo a la altura, obviamente poniendo énfasis en una ofensiva bastante chata. Jared Goff, el joven mariscal que pudo maravillar en la temporada regular, parecía destinado a seguir los pasos de Tom Brady, pero lo cierto es que a la hora buena no pudo presentar el nivel adecuado.

Pero Jared tampoco contó con el apoyo de Brandin Coooks o Todd Gurley, como sus principales aliados, este último, por decisión del entrenador en jefe, quien apenas y lo utilizó, de ahí que se les fue una oportunidad inmejorable de llevarse el trofeo Vince Lombardi. “Me adjudico la culpa de haber perdido este juego, no hice las cosas de buena forma”, dijo el coach.

Sean McVay luego del juego, de ahí que ahora los escenarios sólo apuntan a que la nueva temporada será una auténtica de revancha.

Con las incorporaciones del linebacker Clay Matthews, y el safety Eric Weddle, y manteniendo la base, el equipo tendría que seguir siendo competitivo.

Ganar el Super Bowl LIV es el objetivo, aunque primero tendrá que lidiar en la NFC con equipos fuertes como los New Orelans Saints.