En el juego de las estrellas: Las bandas volvieron a ganar

En el juego de las estrellas: Las bandas volvieron a ganar

710
0
Compartir

El partido entre Bandas vs Norteños organizado por La Mejor 92.5 y su titular Andrés Salazar, empezó con altas expectativas, todo el público aplaudía a sus artistas favoritos y ellos se dejaban querer mientras corrían y peleaban cada balón que tenían a su alcance.

El primer gol del encuentro cayó en un madruguete realizado por parte de los norteños y rápidamente se pusieron adelante en el marcador.

Julión Álvarez por parte de las Bandas pronto respondió con un gol que quedó a la deriva de un pase a medias por parte de su compañero Alfredo Olivas y eso impulsó a su equipo a empezar a jugar mejor.

El ambiente al medio tiempo lo pusieron El Mimoso, Pancho Barraza, Beto Zapata y El Jaguar con unos palomazos en medio de la cancha, y eso ayudó a relajar la tensión que había en ambos lados al estar empatados a dos goles por bando.

El héroe de la noche fue Alan de la Trakalosa de Monterrey, ya que marcó tres goles e hizo que su equipo tuviera muchísimo poder ofensivo en todo momento.

Barridas, peleas hombro contra hombro, piques, corridas y atajadas fue lo que se vivió minuto a minuto en cada rincón del juego, y hubo algunos que les metieron el pie, les entraron limpio y otros simplemente se tropezaban solos.

Julión Álvarez falló un penal clarísimo, pero él asegura que fue una trampa que le tendieron. Aseguró que una persona le dijo al oído que lo tirara al centro, y él hizo caso y por consecuente lo falló ya que el portero no se movió. El problema fue que Julión después se dio cuenta que fue un rival quien se lo dijo y cayó en la trampa.

El juego quedó 5-5, y todo se tuvo que decidir en penales. Algunos de los cobradores fueron Leandro Ríos, Alan de la Trakalosa y el gol de la victoria fue hecho por Diego Herrera en un penal que colocó en el ángulo superior izquierdo del portero, al cual le fue imposible parar ya que fue muy bien colocado.

El trofeo se lo vuelven a quedar las Bandas por segundo año consecutivo y  todos dieron la vuelta olímpica en la cancha de la Arena Monterrey presumiendo su nuevo título ante la afición que los fue a ver.

Al final del encuentro, Los Rojos, Leandro Ríos, y El Bebeto fueron a la sala médica y de masajes, ya que presentaban molestias en sus piernas y algunos músculos. Por otro lado, Alfredo Olivas de manera más privada recibió en su camerino a los masajistas.