Aylín Mujica: “¡nunca renunciaré al amor, me quiero volver a casar!”

Aylín Mujica: “¡nunca renunciaré al amor, me quiero volver a casar!”

2452
0
Compartir
Shanik Berman

–Aylin Mujica ¿Te gustaría volverte a casar?

–Claro que sí, nunca renunciaré al amor, me hace sentir viva, me encanta que me apapachen, que me digan te quiero y que me consientan, soy muy intensa y apasionada en el amor, en mi carrera y en mi vida.

–¿Los papás de tus hijos te ayudan económicamente?

–A Violeta su papá le pasa algo, más o menos, Alejandrito vive con su papá y ahora conmigo, su papá es un gran padre pero también le gusta estar con su mamá, pues aunque soy estricta yo jamás grito, nunca pego y soy cero regañona, y Mauro es independiente económicamente.

–¿Tu hijo Mauro cómo es?

–Es productor musical muy exitoso y muy guapo, es muy estable, dura mucho con sus novias, los americanos les dan una patada a sus hijos cuando acaban la carrera para que salgan de su casa, yo no, me fascina que vivan conmigo, yo soy la mamá gallina, todos ahí están bajo el control mío y me encanta, debuté de mamá a los 19 años y ahora estoy muy pegada a mi hija Violeta, es mi compañera de viaje y de vida, dormimos juntas, me abraza, me dice “mami, te amo”. Cuando no estoy con ella la extraño y la necesito.

–¿Tu hija va a ser artista?

–Ama la cámara, canta y baila todo el tiempo y la tengo en clases de piano, música, ballet, preparándola para lo que viene.

–¿Cuál es tu estado civil en este momento?

–Ahora mi estado civil es: “cansada”, porque ando trabajando mucho en una serie que haré en México, por lo que viviré aquí un tiempo, concluyó la bella Aylín Mujica.

 

“VIVO CON MI HIJO MARIANO, LO CUAL LE AGRADEZCO MUCHO A SU MAMÁ ”: JUAN CARLOS EL BORREGO NAVA

–Borrego Nava , Juan Carlos, ¿Con quien vives?

–Vivo con mi hijo Mariano.

–¿En tu casa metiste a tu suegra y al hermano de Silvana?

–Pues no los metí, entraron solitos pero yo ya no estoy ahí.

–¿Tenías que trabajar mucho para mantener a ese familión?

–Eso no era problema, gracias a Dios, nunca falta la comida en casa, no me da miedo trabajar.

–¿Le llevabas 20 años, tampoco debe haber sido fácil?

–La conocí cuando ella tenía 23 y yo 43, fuimos novios 3 meses y nos fuimos a vivir juntos, al año nos casamos y ya tenía cinco meses de embarazo, creo que todo fue un poco precipitado.

–¿Porqué te deja tu ex esposa que tu hijo viva contigo?

–No me dijo “ten”, pero trabajo fines de semana y no podía verlo, llegamos a un acuerdo y le agradezco mucho que me dejé vivir y ver diario a mi hijo Mariano, concluyó el Borrego Nava.