En el santuario del Rey Bolero

En el santuario del Rey Bolero

616
0
Compartir

El compositor y cantante Rodrigo de la Cadena se dio a la tarea de organizar por cuarto año consecutivo el Festival del Bolero. En esta ocasión, las tres galas distinguen ( 23) a La Reina del Bolero María Victoria, Coque Muñiz ( sábado 24) y a la Sonora Santanera ( domingo 25), acompañados de 60 artistas, cantantes, actores, conductores yen la parte musical la Orquesta Mexicana del Bolero, del viernes 23 al domingo 25 de agosto. Rodrigo sabe que la razón principal por la que los boleristas se reunirán en la Ciudad de México no es la ganancia económica, sino el amor a esta música.

Ninguno de los artistas cobramos , explica De la Cadena, quien se inspiró en el Festival Bolero de Oro, que se realiza en Cuba, para organizar está versión en nuestro país. Muchos países tienen su festival de bolero, Colombia tiene incluso dos ediciones al año. Pero resulta que México no tenía, lo cual era muy raro porque aquí es donde se han formado el bolero y muchos de los boleristas más importantes , cuenta Rodrigo, quien participó precisamente en Cuba en el Bolero de Oro de 2003.

El viernes 23, fue el emotivo homenaje a María Victoria de 86 años edad y una trayectoria que hizo escuela y dedó huella, interpretando las canciones con voz románticas y ataviada con un vestido ajustado, que se estrechaba en las pantorrillas lo que solole permitía dar pasitos cortos mostrando un cuerpo de sirena y cantando a pujiditos.

El segundo día, el homenajeado es Jorge Muñiz, el cantante que ha encontrado en el bolero un impulso a su carrera, a través de su serie de discos Azulejos, que ha vendido medio millón de copias físicas. Puede presumir, además, que es continuador de la obra de su padre, Marco Antonio Muñiz.

El tercer día  estará dedicado a La Sonora Santanera, la legendaria agrupación fundada por Carlos Colorado en 1955, año desde el cual han incursionado en distintos géneros.

“Lo maravilloso del Festival Mundial del Bolero es que este amor a la música redunda en un proyecto cultural: llevar al bolero a convertirse en patrimonio cultural inmaterial de la humanidad”, concluye Rodrigo de la Cadena.