Cuestión de suerte

Cuestión de suerte

511
0
Compartir

Ciudad de México.– Después de la llegada del head coach Frank Reich, no se esperaba que sus resultados fueran inmediatos; sin embargo, en su primera campaña al frente de Indianapolis logró cerrar la campaña con marca positiva, lo que le permitió disputar los Playoffs en los que vencieron a los Houston Texans en el Juego de Comodín, para posteriormente caer ante los Kansas City Chiefs en la Ronda Divisional.

Estos resultados se dieron en gran parte al regreso de Andrew Luck a los controles de la ofensiva de los Colts, tras un año de ausencia por lesión.

El problema pasa precisamente por el estado de salud del quarterback, pues Jim Irsay, propietario de la franquicia, anunció durante esta pretemporada que Luck sufre de una lesión en un hueso pequeño de la pantorrilla.

En caso de poder jugar al cien por ciento, Andrew cuenta con un arsenal en ataque bastante poderoso con el ala cerrada Eric Ebron, el receptor T. Y. Hilton y el corredor Marlon Mack, a quienes se les sumará el nuevo wide receiver Devin Funchees proveniente de los Carolina Panthers.

En la defensiva, los Potros cuentan con un equipo respetable, aunque no tan brillante como del otro lado de la línea.

El apoyador Darius Leonard tuvo un excelente año de debut y se convirtió de inmediato en el referente de la zona y ahora contará con el apoyo de un cazador de cabezas experimentado como Justin Houston, quien llega desde Kansas City, para fortalecer el trabajo de una novel defensa constituida por Kenny Moore II, Denico Autry y compañía. Pero todo parece indicar que todo dependerá de la suerte de Luck.