‘Historias de miedo para contar en la oscuridad’

‘Historias de miedo para contar en la oscuridad’

428
0
Compartir

Temor a la vieja escuela

Una producción que hace justicia al género de terror y que gracias a sus elementos de ‘old school’, encantará a propios y extraños

Por: Harry Plus

Calificación: Muy buena (4 estrellas de 5)

No se puede negar el hecho de que el género de terror se encuentra en una problemática hoy en día, pues son pocas las producciones que revitalizan y logran causar un impacto verdadero dentro del público en general, que pareciera ya no albergar espacio para el asombro o el espanto, y es que nos encontramos ante una escasez en ingenio y atrevimiento por parte de nuevos y viejos realizadores, una cuestión que en ‘Historias de miedo para contar en la oscuridad’, se rompe, pues la película de terror dirigida por André Øvredal (‘La autopsia de Jane Doe’) y producida por Guillermo Del Toro, ofrece entretenimiento al más puro estilo de la vieja escuela de horror, utilizando lo básico pero con gran exactitud.

La historia toma como base las novelas infantiles homónimas publicada entre 1981 y 1991 por Alvin Schwartz, novelas que recogen una serie de relatos cortos de terror para niños que aterrorizaron a toda una generación y que en esta actualidad llegan a la pantalla grande de forma efectiva. La mente de Del Toro es el instrumento perfecto para retratar a estos terroríficos personajes, y su mancuerna con Øvredal, especialista en temáticas sobrenaturales, se convierte en la fórmula oportuna para generar de nueva cuenta sensaciones de horror en un colectivo ávido por encontrar nuevas pesadillas e historias para contar en la oscuridad.

La trama nos lleva a un pequeño pueblo en América a finales de los años 60’s, en donde encontramos a un grupo de jóvenes conformado por ‘Chuck’ (Austin Zajur), ‘Auggie’ (Gabriel Rush) y ‘Stella’ (Zoe Colletti). Durante la noche de Halloween, el trió acaba de forma inesperada en la mansión abandonada del pueblo, lugar en el que despiertan a un espíritu vengativo. Los jóvenes entonces deberán resolver el misterio que rodea a una serie de repentinas y macabras muertes que suceden en su pueblo.

Dentro de los aspectos negativos se encuentra el hecho de que se utiliza una fórmula muy gastada dentro de este género, pues sigue la convencionalidad establecida para contar historias de terror, sin buscar innovar o desprenderse de lo establecido, lo que la vuelve sumamente predecible y carente de sorpresas entrañables, recurriendo al susto fácil.

En general, ‘Historias para contar en la oscuridad’ contiene elementos sumamente positivos como la forma de hilar cada una de las tramas del cuento original, que son utilizadas para atormentar a los protagonistas, manteniendo en todo momento una fluidez extraordinaria y sumamente entretenida, con un ritmo establecido para que el espectador se encuentre al filo de su butaca. El diseño de producción, maquillaje y vestuario son igualmente destacables, pues la recreación fiel de los infames personajes será el causante de más de uno que otro susto en la sala de cine. Con escenas grotescas y dignas de estremecer hasta el más valiente, esta cinta consigue hacer justicia a un género desvirtuado en la última década.

DATOS
Alvin Schwartz cuenta con tres libros conformados por 80 relatos en total

28
Millones de dólares costó su producción