Rosario Robles, al borde del llanto, pide quedar en libertad

Rosario Robles, al borde del llanto, pide quedar en libertad

478
0
Compartir

Con su equipo de seis abogados y sumida en la silla de acusados, Rosario Robles Berlanga escuchó atenta el veredicto del juez de control que la vinculó a proceso por el ejercicio indebido del servicio público, agravado por la continuidad del delito en su paso por las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol), y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

La también primera jefa de Gobierno de la hoy Ciudad de México, quien llegó con la seguridad que la caracterizó durante su trayectoria, con voz entrecortada y evidente cansancio, rogó por su libertad y alegó que no tiene patrimonio ni millones de pesos para huir de la justicia, irse a vivir a Canadá y regresar impunemente.

Durante casi cinco horas, la defensa de Rosario Robles presentó sus datos de prueba, entre ellos, declaraciones y oficios, mismos que fueron descalificados por la ASF y la Fiscalía General de la República (FGR).

Pero los intentos de los abogados con sus datos de prueba se fueron desmoronando con los señalamientos del juez de control, quien no dudó en vincular a proceso a Rosario Robles y poner en duda el arraigo que tiene en la Ciudad de México, para garantizar que no escape del país, por lo que le decretó medida cautelar de prisión preventiva justificada en el penal de Santa Martha Acatitla.

El Centro Femenil de Readaptación Social Santa Martha Acatitla, inaugurado en marzo de 2004 en la alcaldía Iztapalapa, tiene una nueva interna, que de ser jefa de gobierno, secretaria de Estado, ahora es una inquilina de ese lugar, en donde hoy pasará su primera noche.