Disney robo

Disney robo

393
0
Compartir
Eduardo Betancourt

A EVITAR DISNEY ROBO Y ESTUDIOS SINVERGÜENZA UNIVERSAL

Sin duda, el señor Walt Disney, a lo largo de su carrera, hizo grandes negocios gracias a sus caricaturas. En el mundo no hay niño que no añore al ratón Mickey Mouse, Minnie Mouse, al Pato Donald, a Goofy, Pluto, la Cenicienta, Blanca Nieves, entre una larga lista de personajes.

Con gran sentido mercantilista se han hecho películas, revistas al por mayor y lo más impactante, parques de diversiones, los cuales abundan en todo el mundo. Por supuesto, los más famosos siguen siendo el de California y recientemente el de Orlando, Florida. Los padres hacen grandes esfuerzos por complacer a sus pequeños, al final, un negocio exorbitante y lo más trágico, engaños y fraudes al por mayor.

El ingreso cuesta cientos de dólares por persona y en el interior de los parques no hay más que tumultos, malos tratos y esperas INTERMINABLES; para subirse a un juego, verdaderamente de “feria de pueblo”, como los caballitos, sillas voladoras, o similares, los pequeño tiene que esperar hasta 4 horas para lograr su objetivo; a causa de la desesperación muchos padres optan por solo conformarse con ver a los monigotes de Disney pasear por el parque; a semejanza de Disney robo, se han creado otros coincidentes, tal es el caso de Estudios Universal, que verdaderamente es un centro de latrocinio; si el consumidor logra subirse a uno o dos juegos, debe sentirse satisfecho.

Los costos son una infamia, por ejemplo, en Estudios Universal alcanzan el precio de USD $400 por persona, sea niño o adulto. Es criminal la explotación que se les hace a los padres de familia, sin que nadie los defienda.

Es indispensable, así como los gringos señalan, que nuestro país tiene riesgos al visitarlo, también será sano decirle a nuestros connacionales que esos centros de diversión son lugares de atraco y que solo les dejará el cansancio y la decepción.