‘Por favor no le hagan ningún daño’

‘Por favor no le hagan ningún daño’

706
0
Compartir

“Retira a la policía o tu marido se muere y prepara 200 mil pesos, si lo quieres ver vivo”, fue la orden que le dieron los delincuentes a la esposa de Pablo, que momentos antes había sido plagiado. Este fue el escenario de angustia que vivió una familia de la villa Parrilla, cerca del seminario mayor, lugar donde Pablo, de 57 años de edad, fuera sometido por un grupo de hombres armados quienes lo subieron a una camioneta de color negro y tomaron rumbo a la carretera federal.

“Eran cuatro los delincuentes que iban en la camioneta, escoltados por un auto TIIDA de color blanco, narraron vecinos que fueron testigo de los hechos.

Antes que saliera don Pablo, habían dos hombres parados frente a la casa y luego se fueron en un pochimóvil, ´estaban halconeando ´ -dijeron curiosos a la autoridad.

Tras el plagio de inmediato fue informada la policía por lo que varias radio patrullas llegarían a la escena del hecho, donde una mujer lloraba y suplicaba por la vida de su esposo, “por favor no le hagan nada, nosotros no tenemos dinero, vivimos al día”, respondía la fémina a las exigencia de los plagiarios quienes le exigían 200 mil pesos por la vida de su cónyuge, cantidad que consiguieron y pagaron.

Al colgar el teléfono la esposa de la víctima le dijo a los policías que no interviniera. Dos horas más tarde, Pablo fue abandonado en un puente peatonal rumbo a Teapa, la policía de inmediato se trasladó al sitio para auxiliarlo, pero la víctima se negó hablar con las autoridades, fue amenazado si decía algo de lo sucedido y lo único que quería era regresar a casa.