La Guzmán disfrutó

La Guzmán disfrutó

590
0
Compartir

Este fin de semana, Alejandra Guzmán entró al teatro Telmex de la CDMX como si la hubieran ido correteando. Y es que la rockera no quiso perderse la participación de su famoso padre, don Enrique Guzmán, en la obra Jesucristo Súper Estrella. Eso sí, la cantante hiso hasta lo imposible para escabullirse de la prensa, y lo único que se le oyó gritar en el acto fue: “No voy en tren, voy en avión”, título del nuevo sencillo que está promocionando.

Lo curioso fue que después de tres horas, los medios de comunicación no pudieron agarrarla al término de la función, pues la Guzmán, como una niña traviesa, huyó por una de las ocho salidas que tiene el famoso teatro. Quien sí se detuvo unos minutos para atender a la prensa fue su hermano Luis Enrique, quien amablemente dijo. “Venimos a ver el espectáculo de Jesucristo Súper Estrella en el que mi jefe hace una aparición camaleónica increíble”, compartió.

También confesó que le gustaría que los pleitos entre Alejandra y Frida terminaran de una buena vez. “Ya debe haber armonía, se reconciliarán.