Usurpan puesto de presidente interno en SUTGCDMX

Usurpan puesto de presidente interno en SUTGCDMX

942
0
Compartir
Hector Garcia

Héctor Castelán Moreno, “el tuercas”, usurpa el cargo de presidente interino del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX) y mientras tanto quiere darse vida de rey contratando scorts  y  mujeres de la vida galante con cargo a la sección nueve que también dirige para saciar su enfermedad morbosa y para  que amenicen un show  en el deportivo 18 de marzo para  tener contento a su grupo cercano, que ni siquiera son trabajadores.

Los verdaderos trabajadores de esta sección, fueron los que se acercaron a esta columna  a denunciar a la enfermedad morbosa de su dirigente seccional.

Sin embargo, lo que no saben los 184 mil trabajadores es que Héctor Castelán, en realidad se prestó para ser títere de Hugo Alonso Ortiz, de la sección 1, quien en realidad ansía encabezar el Único, pero está impedido por tener cuentas pendientes  con la justicia por corrupto.

Hugo Alonso Ortiz es apadrinado desde las sombras por el ex Subsecretario de Capital Humano, Miguel Ángel Vásquez Reyes, quien no quiere perder el control del sindicato más grande de la Ciudad.

Vásquez Reyes al mover los hilos del sindicato único a través de  Castelán y Ortiz como “juanitos” buscara jugarse su última carta para negociar con el gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo no ir a  la cárcel, por todas las fechorías cometidas contra el erario de la ciudad.

A cambio entregará las condiciones generales de trabajo, teniendo como operadores a sus Juanitos Castelán y Ortiz, para desmantelar el sindicato.

El Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje no ha dado su fallo, pero Castelán sintiéndose protegido por Hugo Alonso Ortiz y Miguel Ángel Vázquez Reyes, usurpa un cargo que no le pertenece, sacado a relucir su escasa preparación académica para montar un show de mal gusto para divertir a sus allegados.

Si en realidad es para los trabajadores, entonces no deberá estar restringida la entrada y todos los que quieran podrán hacer presencia para divertirse.

Zas.