Orta y Romo SSC, de la mano

Orta y Romo SSC, de la mano

499
0
Compartir
FOTO: CUARTOSCURO.COM
Galileo Galilei

MIGUEL HIDALGO Y SSC, JUNTAS TRAS LOS MALHECHORES

Así es, no puede ser de otra forma. Trabajar de la mano, juntas las autoridades de Miguel Hidalgo y la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para combatir la delincuencia.

Los resultados están a la vista, al descender los delitos en colonias como la Anáhuac, Pensil, Argentina y Tacuba, entre otras, en lo que va del año.

Los resultados que satisfacen a la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum Pardo, son gracias a la coordinación del alcalde Víctor Hugo Romo y el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, pues saben dónde trabajar para brindar seguridad a los habitantes.

Ahora con la entrega de 134 nuevas patrullas que se sumarán a las 45 existentes, Romo y Orta, Orta y Romo, consolidan la alianza de trabajo para que mínimo dos unidades patrullen los 7 días de la semana, las 24 horas en los 69 cuadrantes en los 5 sectores en que está divida la alcaldía.

De esta manera, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, reafirma que no se equivocó con su estrategia de seguridad por cuadrantes en la Ciudad de México. Ahora sólo será cuestión de tiempo para que los resultados sean cada vez más alentadores.

Jesús Orta y Víctor Hugo Romo, han sabido interpretar fielmente la estrategia de seguridad y los resultados ahí están, pero en la medida en que pase el tiempo con la ampliación de la presencia policiaca en aquellos lugares donde antes no se paraba, estos irán cada vez a la baja.

Aquí no habrá lugar para el efecto cucaracha, porque el trabajo conjunto será en las 16 alcaldías y en eso Jesús Orta es el encargado. Bien hecho.

NO ESTABA MUERTO, ANDABA EMPINANDO EL CODO

Resulta que David Silva Ceballos, presidente del Comité Distrital del PAN en Miguel Hidalgo, no andaba muerto sino empinando el codo. Los trabajadores del Comité Distrital, así lo vieron cuando llegó a sus oficinas, después de que sus familiares denunciaron ante la PGJ, su desaparición.

Tan a gusto empinó el codo el fin de semana, que ni siquiera se acordó de hablar a sus familiares para que no se preocuparan por él. ¡Qué tal!