¡Omisión!

¡Omisión!

460
0
Compartir
Hugo Hernandez

Desde hace unos meses, personajes conocidos como El Pepe, El Cabeza de Puerco, El Calaco, por mencionar algunos, forman parte de la población flotante en la colonia Roma, donde se han apoderado de las calles y fungen como franeleros, ante la omisión de las autoridades de la alcaldía en Cuauhtémoc.

Dichos personajes, viven en hoteles de la Obrera, pero desde muy temprano, antes de ver la luz del sol, llegan a la Roma para adueñarse de las calles y hacer negocio con el suelo para ocuparlo de estacionamiento –absurdo, pues es un espacio público, pero ni los vecinos tienen derecho a utilizar–.

Eso ha generado la proliferación de más franeleros, más delincuentes, un aumento importante de la gentrificación en la zona y menos calidad de vida para los que habitan y han crecido en la Roma.

Hace unos días, en la reunión de seguridad pública a la que asistió Néstor Núñez y la jefa de Gobierno, realizada en el Mercado de Medellín, en la Colonia Roma, se comprometieron a desplegar más patrullas y colocar más alumbrado en la zona, cuando el problema de origen es la violación al uso de suelo que permite más bares y comercio nocturno.

Situación que ha generado más delincuencia y confrontación entre escoltas y franeleros por la pelea del espacio público para comensales y visitantes de esa colonia, de ahí el robo contante de autopartes y vehículos en su totalidad. Por ello, el clamor vecinal es que se requieren policías de a pie, no el clásico modelo de un policía que nunca se baja de su patrulla.

EN EL CONGRESO de la CDMX despidieron a la titular de la Unidad de Transparencia, Judith Vázquez Arreola, pero también cumplieron con la salida del Oficial Mayor, Javier González Garza, pues tal parece que están pisando algunos intereses y no están a favor de lo que dicta el grupo encabezado por Valentina Batres.