Oculta Pemex los desechos peligrosos

Oculta Pemex los desechos peligrosos

767
0
Compartir

En dos años, Pemex omitió informar sobre la generación de residuos peligrosos en el puerto de Dos Bocas, con lo que se desconoce el destino final de los desechos generados por la actividad petrolera, a pesar de la existencia de un centro de acopio y recepción.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer que Pemex asumió esa obligacion en el año 2017. Con ello, advierten ambientalistas de la asociación ‘Santo Tomás’, se están provocando riesgos de efectos adversos a la salud humana, la flora, la fauna y el medio ambiente.

“Será un foco de atención para Pemex, porque es en ese sitio donde se construirá la nueva Refinería, y tienen que tener todo con transparencia”, señaló José Manuel Arias, integrante de esa asociación.

Destacó que es posible que no se estén reportando al menos 100 toneladas de residuos peligrosos, que es la capacidad que tiene el centro de acopio, como lodos provenientes del tratamiento de aguas residuales, residuos generados por las actividades petroleras, desechos ferrosos, desechos químicos, entre otros.

TIENEN AUTORIZACIÓN

De acuerdo con la auditoría 2018- 6-90T9M-19-0481-2019 481-DE, realizada por la ASF a Pemex Transformación Industrial, Pasivos Ambientales, Manejo y Disposición de Residuos, se encontró que en el 2017 la ASEA comunicó a Pemex Exploración y Producción (PEP) la autorización del registro como gran generador de residuos peligrosos.

El registro autorizado fue para tres gerencias de Acondicionamiento y Distribución de Hidrocarburos, entre ellas Sur-Tabasco, Sur-Chiapas, y Sur-Veracruz, además de dos terminales: Marítima Dos Bocas, y Terminal Marítima Dos Bocas-Batería de Separación y Compresión Litoral.

Sin embargo, refiere el documento, PEP no proporcionó las bitácoras del registro de los residuos generados, ni aclaró el estatus de registro y generación de residuos. Indica que tampoco se identificaron en el Reporte Mensual de Residuos 2018.

REPORTAN CLAUSURA

Cabe señalar que en 2010 la Profepa clausuró el centro de acopio y recepción de residuos peligrosos de la Terminal Marítima Dos Bocas, ubicada en la Ranchería El Limón, de Paraíso.

La clausura se aplicó porque las fosas de retención del citado centro de recepción y almacenamiento no tienen la capacidad debida para contener la quinta parte como mínimo de los residuos peligrosos ahí almacenados.

Ante ello, la ASF recomienda a PEP fortalezca los mecanismos de control y supervisión que aseguren el registro de sus instalaciones, como generadoras de residuos peligrosos y de manejo especial.