Ahora será uno más

Ahora será uno más

980
0
Compartir

Ciudad de México En el Clausura 2018 del Ascenso MX, los Cafetaleros, entonces de Tapachula, vencieron en la Final a los Leones Negros de la UdeG con global de 2-3, para después enfrentar a los Alebrijes de Oaxaca por el pase a la Primera División.

Los chiapanecos vencerían en el primer partido a los oaxaqueños en casa 5-1, para después caer como visitantes 2-1, con lo que obtenían su boleto al Máximo Circuito.

Sin embargo, la franquicia del sureste no estaba certificada para ocupar un lugar en la División de honor del futbol mexicano, y así, el equipo que dirigía Gabriel Caballero sólo recibió 60 millones de pesos, de los 120 que pagó en ese entonces Lobos BUAP para mantenerse en Primera.

Y el técnico argentino fue buscado por FC Juárez para comandarlos en la búsqueda del ansiado ascenso que se les había negado deportivamente, pero sólo alcanzaron las Semifinales del Apertura 2018, en donde fueron eliminados por Dorados de Sinaloa.

Pero a diferencia de cuando fue Campeón con Tapachula, ahora, una cuestión administrativa permitirá a Caballero volver a dirigir en la Liga MX, después de su aventura con el Pachuca en 2013. Esto, gracias a la venta de la franquicia de Lobos BUAP a Juárez.

“Yo lo tomo como una oportunidad que se presentó hoy y recibirla de la mejor manera posible, cada uno trabaja penando en que llegue el momento y ahora se dio, no sé si es el pago de lo que uno hace, sino más bien una oportunidad que se presenta y creo estar preparado para poder llevarla a cabo”, revela Caballero Schiker, en entrevista para Grupo Cantón, quien tuvo su debut al frente de los Bravos en el Apertura 2019 ante el Atlas.

“Siempre pienso en que si en este momento no puedo el próximo torneo estaré, siempre ha sido la forma en la que pienso, he ganado unas y he perdido otras, pero uno trabaja pensando en estar en Primera División, y bueno, se presentó, el año pasado no me la dieron por cuestiones administrativas, y hoy aparece también por cuestiones administrativas, entonces hay que aprovecharlo y hacerlo lo mejor posible”, añade el estratega.

El Eterno, como era conocido en su etapa de jugador, sabe que las expectativas son distintas en esta nueva aventura, pero siempre con el sueño de llegar a lo más alto.

“La postura siempre tiene que ser la misma, del éxito, del triunfo, de buscar competir con los mejores, pero sabemos que no será nada fácil. “En el Ascenso éramos el equipo a lo mejor más poderoso y ahora en Primera División seremos uno más del torneo, pero con toda la ilusión y expectativa de hacer las cosas bien, sumaremos puntos y a ver qué pasa”.

CON EXPERIENCIA

El timonel pampero explica cómo vivieron el cambio de División y asegura que tiene un plantel suficiente para hacerle frente a los de Primera, pues algunos de sus jugadores ya han militado en estas lides.

“Siempre con la misma serenidad, empezamos pensando en que estaríamos en el Ascenso, las cosas fueron cambiando y con el tiempo se fueron asimilando, pero con las expectativas que genera estar en Primera División.

“La verdad se trabajó bastante tiempo antes que se supiera que se estaría en Primera, se trabajó bien y el equipo lo ha asumido de la mejor manera, muchos tienen experiencia en Primera División, son pocos los que no han estado, y eso me da tranquilidad y la ilusión de volver a estar”.

Para reforzar al equipo, Caballero solicitó la llegada de refuerzos extranjeros de calidad como Jefferson Intriago, Ángelo Sagal, Víctor Velázquez y Darío Lezcano, un delantero que viene de jugar en la Bundesliga.

“Sí, han sido jugadores que gracias Dios ya están con nosotros, llegaron un poco tarde, pues se concretaron en esta semana, pero son jugadores que teníamos analizados, pensados y que vienen a colaborar al equipo.

“El grupo los ha aceptado de buena manera a todos los que han llegado para complementarlos y tener un plantel competitivo”, asegura Gabriel, quien ayer inició esta segunda aventura en Primera División, ahora con FC Juárez midiéndose a los rojinegros.