La extraña piedra que escondía “oro”

La extraña piedra que escondía “oro”

499
0
Compartir

Siempre es una experiencia gratificante encontrar objetos extraños en la tierra; para un buscador de oro lo es infinitamente más. En el 2015, el buscador de oro David Hole encontró una roca de 17 kilos en la que presuntamente en su interior contenía oro.

Dado que la misma se encontraba en un lugar famoso de cazadores de oro, el “GoldFields”, tomó la decisión de sacar la piedra del parque regional de Melbourne, Australia para examinarla y abrirla. Todo indicaba que se trataba del premio mayor, intentó abrirla por diferentes medios: sierras, perforadoras, taladros, cortadoras de agua; nada daba resultado para hacer siquiera una muesca.

Así, pasaron 4 años hasta que, desesperado, Hole llevó la pieza al museo de Melbourne para su análisis por expertos geologos. Estos confirmaron algo más valioso que el oro, claro, en el ámbito científico: Origen es extraterrestre. “Tenía un aspecto esculpido y con hoyos. Se forman cuando los meteoritos atraviesan la atmósfera, esta los esculpe. He visto otras rocas que la gente cree que son meteoritos. En 37 años he examinado miles de rocas, solo dos han resultado ser meteoritos reales. Esta es una de esas dos”, sostuvo el experto Dermot Henry citado por The Sydney Morning Herald.

Se tuvo que usar una sierra diamante para poder abrirla; dentro de esta se comprobó los altos indices de hiero en su composición: una condrita, que es un meteorito no metálico que no han sufrido fusión en los asteroides de los que proceden.

“Los meteoritos son la forma más barata de exploración espacial. Nos transportan en el tiempo, brindando pistas sobre la edad, la formación y la química de nuestro Sistema Solar, incluida la Tierra”, explicó Henry. “En algunos meteoritos hay ‘polvo de estrellas’ aún más antiguo que nuestro Sistema Solar”, hondó el especialista.

También te puede interesar:

La justicia de la selva o como matar una serpiente que ya te mordió