Noche de Tropicana

Noche de Tropicana

5918
0
Compartir
Raquel Bigorra

Pero qué bonito y sabroso show de Tropicana tenemos en México. Fuimos el sábado al teatro Telcel y salimos fascinados. La música, los bailarines, la gracia, voces de los cantantes, el vestuario tan colorido y vistoso, la presentación de cada cuadro musical, es una belleza. De un buen gusto y nostalgia de mi Habana, que ya queremos regresar al teatro a ver el show de Tropicana nuevamente.

Mi Tere y Chabelo también salieron encantados. En uno de los momentos del show, los bailarines, como es costumbre en el tradicional show cubano, se acercan a las mesas. Uno me sacó a bailar y pa’ pronto le dije que invitara a Tere, pues como buena paisana, le baila bonito. Chabelo y mi marido nomás se quedaron mirando. No había cómo pararnos, era nuestro momento estelar. Además mi querida Tere fue bailarina y estuvo actuando en los show más bonitos de lugares como El Patio, Los Globos y La Terraza. De hecho estuvimos recordando esa época de oro en México donde cada noche la gente se vestía de pipa y guante para salir a disfrutar.

Los tiempos han cambiado pero nosotros nos pusimos muy cucos también para pasar una noche inolvidable. Después de que Chabelo se tomara foto con medio teatro, porque la gente lo adora, nos fuimos a cenar. En el restaurante nos encontramos con Horacio Villalobos, Angélica Vale y Angeliquita. Venía Angélica del teatro, de dar función. Muy cariñosos en cuanto vieron a Chabelo, no dejaron de abrazarlo y decirle puras cosas bonitas. Qué maravilla que en el mismo medio le reconozcan su trabajo por tantos años. Compartimos un ratito y nos fuimos a descansar, pues la rumba había estado buena.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Tropicana va a estar un tiempito más en el teatro Telcel, también harán presentaciones en el interior de la República. No deje de ir a verlos. De veras nos gustó tanto el show que nos pareció estar en La Habana viendo el show bajo las estrellas.

Ayer fue aniversario luctuoso de Celia Cruz y muchos de los números musicales de este show tienen ese sonido de la inigualable guarachera de Cuba, con la maravillosa orquesta que se trajeron del emblemático cabaret de La Habana. Tambores tradicionales y hasta Batà incluyeron. Es impactante verlos y escucharlos. El show realmente es perfecto. Vayan, en una de esas nos encontramos, pues amenazamos con regresar al Telcel. Por lo pronto, nos leemos el viernes en El manual de la buena esposa.