Cálida despedida

Cálida despedida

331
0
Compartir

Ciudad de México.– El eco de los grandes triunfos, de las noches épicas, de los resultados increíbles, seguramente merodeó, de manera individual, entre todos y cada uno de los asistentes, pues al final son ellos los protagonistas de tantos capítulos que se escribieron hasta ahora en la Arena México.

El coso de la Colonia Doctores, tradicional e icónico cuando se habla de lucha libre, boxeo, o espectáculos masivos musicales y de cualquier tipo, vivió una tarde distinta, sui géneris, inmersa en la tristeza, los recuerdos, los suspiros, pero sobre todo con ese dejo de añoranza porque fue la despedida para uno de los personajes más importantes que ha dado el pancracio nacional.

El 6 de julio falleció Francisco Alonso Lutteroth, el continuador de la tradición familiar, esa misma que es luchística de abolengo, y una misa fue apenas justa para rendirle homenaje a este personaje que la gran mayoría recuerda con mucho cariño, pues dicen quienes fueron cercanos a su entorno, siempre manejó una pinta de gran tipo.

Y Fray Tormenta, en su faceta más auténtica, la de sacerdote, arropado de Fuerza Divina y Antonio Martínez El Chacal, quienes igual siguieron sus pasos combinando la divinidad con los cuadriláteros, fueron los encargados de encabezar la celebración para Don Paco, como le decían sus familiares y más allegados.

El Padre Fray recordó a Alonso como un hombre justo, comprensivo, pero sobre todo motivador para las nuevas camadas de gladiadores que decidieron hacer de los costalazos una forma de vida.

Su hija Sofía, como parte medular del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), visiblemente conmovida por la respuesta de la familia que su padre pudo conformar a través de los años, fue apenas la estampa elocuente del dolor que causó la partida del jefe del hogar.

Atlantis Jr, Negro Casas y Amapola, tan acostumbrados a los aplausos en está México Catedral, le dieron lectura a los fragmentos de la liturgia, y fue el de los Casas quien pudo dar visos de que esta partida le dolió y le duele en demasía.

Octagón, Hijo de Octagón, Fuerza Guerrera, Dragon Lee, El Terrible, Rush, Los Dinamita, Zeuxis, Ricky Banderas, El Zorro, La Bestia del Ring, sólo por mencionar a algunos de tantos estetas que se dieron cita para darle el último adiós a Alonso, igual le brindaron un minuto de aplausos como símbolo de agradecimiento por todo lo que pudo dejarles en vida.

Sofía, con la voz entrecortada, y llevando la envergadura de estar ahora a la cabeza de una de las empresas más importantes del ramo en el país, aseguró para despedir a los presentes, palabras más, palabras menos, que como dijo su padre: “Siempre adelante; mirar atrás, ni para tomar vuelo”.

Antes del discurso, una gran porra para enarbolar el momento, para aumentarle emotividad al escenario en donde el homenajeado rubricó muchas letras para un deporte que es cultura en este país.

SIEMPRE APEGADO

El Fantasma, quien es contemporáneo al exlíder del CMLL, cuenta que Paco Alonso desde siempre fue parte del entorno, pues además era el negocio de los suyos, y había que inmiscuirse de lleno.

“Me acuerdo mucho que se metía a los vestidores cuando era más joven, antes de que fuera el jefe, y Adorable Rubí lo sacaba: ‘Sáquese de aquí chamaco’, le decía, y después nos damos cuenta que se convierte en el patrón. “Yo debuté en la Arena México, tengo tantos recuerdos de grandes eventos que pudieron realizarse con él a la cabeza”.