En bancarrota

En bancarrota

529
0
Compartir
Salvador Trejo

Luego de la polémica boda que protagonizaron LaChiquis Rivera y Lorenzo Méndez, a los que les dieron más importancia de la que se merecen, ahora me preguntó ¿cómo le va a hacer el exvocalista de La Original Banda Limón para mantener a la recién desposada? Pues de buena fuente sé que está en bancarrota y con la amenaza de ir a prisión si no cumple con la manutención del hijo que tuvo con su anterior pareja sentimental, Claudia Galván, quien no se cansa de tacharlo de desobligado y mal padre.

Si a eso le sumamos que desde que salió de La Original, por haberles volteado bandera junto con su exmánager José Quiroz, no ha tenido trabajo ni ha hecho nada musicalmente hablando, la que va a pagar los platos rotos va a ser la hija de Jenni Rivera, quien debe de estar muy enamorada para haber tomado una decisión de esa naturaleza. Paradójicamente, mientras Méndez está prácticamente desaparecido de los escenarios, La Original va viento en popa y no extrañan su presencia para nada.

El experimentado empresario y representante de grupos Óscar Flores cree, al igual que yo, que el pleito de comadres -perdón, de compadres- que se traen Lupe Esparza y Ramiro Delgado por los dineros de Bronco, es un mero truco publicitario e invitó a ambos a que dejen de andar arrastrando por los suelos el nombre del grupo que él convirtió en un fenómeno en toda América Latina.

De pasadita, el que fuera el primer representante de Bronco aclaró que él no los despojó del nombre del grupo y culpó de esta situación a su archirrival Servando Cano; lo que debería precisar con mayor claridad, pues para muchos Flores siempre fue el malo del cuento tras la desaparición de Bronco.

Ya para despedirme les cuento que, por primera vez en su carrera musical de más de 45 años, Los Huracanes del Norte grabaron un dueto con otra agrupación y los afortunados fueron mis compitas de La Zenda Norteña. Chuy García y Mario, vocalistas de ambos grupos, respectivamente, le dieron vida al corrido “El Número Uno” y, como dicen en el norte, les quedó con madre. Nos leemos luego.