Aguas con las vacaciones

Aguas con las vacaciones

3207
0
Compartir
Raquel Bigorra

Ahora que ya salieron los hijos de la escuela y todos se están preparando para las esperadas vacaciones, les traigo una información que espero les sirva para salvarse de una infidelidad. Ashley Madison, el sitio más hot para infieles, arrojó nueva estadística. Hay dos días al año donde su página tiene más actividad. Aquí les van los dos días al año donde sus miembros son más infieles. Uno, es el 13 de febrero. Un día antes del día del amor y la amistad. El 14 comen hueso, pues la carne la degustan un día antes. ¿Por que no? Ojo, no es cuestión de género. Estos números no hacen diferencia entre mujeres y hombres. Ambos sexos la gozan por igual.

Y después, el otro día de mayor actividad sexual para infieles, es el día que nuestros hijos regresan a clases. Señoras y señores, ¿qué estamos haciendo en temporada vacacional? ¿Llenarnos de estrés y gastos?

En lugar de darnos nuestro espacio con la pareja, estamos volcados al 100 con los hijos, lejos de buscar una balanza. ¿O pasamos más tiempo en el celular que con nuestro marido?

Equilibrio, mujeres. Enfoquemos nuestra energía en disfrutar, compartir, relajar, hacer el amor, danzar, brindar… también pasar tiempo con los hijos, por supuesto. Los caminos no están peleados. Lo que no se vale es salir en familia de vacaciones para agobiarnos en lugar de que sea una celebración. Regresamos hartos, obstinados, cansados y agobiados por los estados de cuenta que nos esperan en la puerta. Si lo disfrutaste, no importa. Pero si regresas más cansado que relajado y si a tu cuerpo le diste poco gozo, el día en que los chicos regresan a clases, ahí van los infieles a desquitar. Aguas con las vacaciones. Si estás a punto de ponerte el bloqueador solar, no olvides echar en tu maleta una actitud romántica. Que sirvan estos días para apapachar y consentir a tu media naranja. Estás a tiempo de elegir cómo lo vas a tratar y cómo te vas a tratar en esta temporada. Esmérate. Y vivieron felices para siempre, gracias a El manual de la buena esposa.