Los caballeros cantan… y muy bien

Los caballeros cantan… y muy bien

4017
0
Compartir
Raquel Bigorra

Me quedé fascinada con Los caballeros cantan. Vinieron a Tu casa Tv y nos dejaron con la boca abierta. Les voy a contar un poquito de qué se trata este concepto musical, por si los ve anunciados, no deje de ir a disfrutar de este hermoso show. Ellos son guapos, talentosos y juntos, se ven como un regalo.

Agustín Arana, Chao, Lisardo, Manuel Landeta, Ricardo Crespo y El Potro, logran una armonía de voces que encantan a los oídos. Y luego a la vista, ¡ay, señoras!, qué pulcritud y porte.

No crea que me paso de porras, solo porque El Potro es mi compañero en el programa. Si bien es un chavo aplicado que cada semana se va a clases de canto y desde que está con nosotros, ya es parte de la familia, tengo que reconocer que el concepto es una joya. El Potro es el más joven del grupo, pero viera que no desentona ni a la vista ni al oído.

Por otro lado, a los caballeros los respalda una sólida carrera. Son actores, pero cantantes, han formado parte de exitosas obras musicales, discos, shows y cuentan desde años con el cariño del público. Pero la idea de juntarlos, me parece genial. Imponen por su galanura y convencen con la voz. El repertorio, es bien variado. Incluyeron desde las canciones más románticas hasta las bailables. “Queremos complacer todos los gustos”, me dijo Chao.

Y para que termine de ser un concepto redondo, todos son cuates y se nota la química. Ellos están felices de poder subirse juntos al escenario. Me contaron que batallaron para los ensayos, porque todos traían agendas de locos. Finalmente lograron armar el concepto. Así que de la mano de Alberto Campoy, el director musical, Los caballeros cantan.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Dicen que no hay nada inventado pero este concepto a mí se me hace bien atractivo. No dejen de ir a verlos, por favor. Mientras, vaya desde aquí una felicitación a cada uno de los caballeros, en especial a nuestro LuisPotro Caballero. Nos leemos próximo viernes en El manual de la buena esposa.