Batres va contra la paridad

Batres va contra la paridad

625
0
Compartir
ARCHIVO
Alejandro Lelo de Larrea

El 1 de septiembre, con el arranque de la 64 Legislatura, por vez primera en la historia, el Congreso de la Unión alcanzó la paridad de género: en la Cámara de Diputados, el 48.2% son mujeres; en el Senado, 50.80%.

Gran avance, sin duda, Sin embargo, ello no se manifestó en una paridad en las Presidencias de la Mesa Directiva. Las dos Cámaras las presiden hombres: Porfirio Muñoz Ledo, la de Diputados, y Martí Batres, la de Senadores. Ambos concluyen su periodo el 31 de agosto.

Muñoz Ledo no puede reelegirse en el cargo, porque por ley, la Presidencia de la Cámara de Diputados debe rotarse: el segundo año le toca al grupo parlamentario que sea la segunda fuerza. Es el turno del PAN, donde hay un grupo importante de legisladores y legisladoras que trabajan para que sea una mujer.

En el Senado, el asunto se complicó. A Morena le toca repetir. En esta bancada, la mayoría se ha manifestado para que sea una mujer. Creen que fácilmente van a ganar la votación, interna entre los morenistas y sus aliados, así como en el Pleno cameral.

Pero Martí Batres parece estar en contra de la paridad de género: promueve que de nueva cuenta presida un hombre. Pero no cualquiera: quiere ser él mismo.

Batres amenaza con que puede despertar su “tigre”, en caso de que no repita en la Presidencia. Ha mandado mensajes de que les conviene más tenerlo en ese cargo, que de rijoso, desestabilizando al Senado (de eso sabe mucho, lo aprendió de René Bejarano).

En el Senado, ya se conformó un grupo de senadoras de Morena, con respaldo de integrantes de otras bancadas, para que se cumpla el compromiso de paridad de género que se firmó para cargos en la Mesa Directiva, y hasta una ley se aprobó en mayo pasado.