El torbellino Muñoz Ledo

El torbellino Muñoz Ledo

271
0
Compartir
Alejandro Lelo de Larrea

En septiembre pasado, cuando comenzó la 64 Legislatura del Congreso de la Unión y ungieron presidente de la Cámara de Diputados a Porfirio Muñoz Ledo, en los corrillos políticos la apuesta era que a lo sumo estaría en el cargo hasta el 1 de diciembre para ponerle la Banda Presidencial a Andrés Manuel López Obrador. Después de ello, vaticinaban, pediría licencia al cargo al que llegó postulado por Morena.

Pero no. ¡Cuán equivocados estaban! Muñoz Ledo, a punto de cumplir 86 años (23 de julio), sigue siendo el torbellino que interpeló por vez primera un Informe Presidencial, el Sexto de Miguel de la Madrid, en 1988, y que desde el Senado fue como una pesadilla para Carlos Salinas, durante todo su sexenio (1988-1994).

Como en aquellos tiempos, Muñoz Ledo subió el miércoles a la Tribuna de la Comisión Permanente y apabulló en un debate a Dolores Padierna. Acusó al canciller Marcelo Ebrard invadir la esfera de la Secretaría de Gobernación.

“De facto, esas atribuciones las ha absorbido la Secretaría de Relaciones Exteriores, que ayer dio órdenes al comisionado de Migración, a las 5 de la tarde, violando la ley interna para satisfacer una demanda de Estados Unidos…”, dijo Muñoz Ledo en Tribuna.

El sábado pasado, en Tijuana, durante el mitin de López Obrador, Muñoz Ledo fue el único orador crítico. “Lo que es en mi criterio inmoral e inaceptable es el doble rasero entre la frontera norte y la del sur. Por una parte, exigimos que nos abran las puertas; y por el otro lado sellamos el paso de los centroamericanos para hacerle un oscuro favor a los Estados Unidos”, espetó, ante el asombro de todos.

Ayer, Muñoz Ledo remató con que el acuerdo de Ebrard regresa a México a un Estado colonial.