“El beso de la muerte” casi mata a un recién nacido

“El beso de la muerte” casi mata a un recién nacido

155
0
Compartir
Foto: internet

El virus del herpes simple (HSV-1) no es dañino para los adultos, pero para los bebés puede ser fatal.

Inglaterra.- Un niño recién nacido identificado como Noah Tindle fue infectado por el virus del herpes simple el día de su bautizo, tras recibir cientos de besos en su rostro por parte de los invitados. Ashleigh White, la madre del menor, notó que días después de la fiesta su hijo tenía el ojo derecho inflamado, con los días se le llenó de ampollas y tuvo que ser hospitalizado, tras varias pruebas, los médicos certificaron que el niño había contraído el virus del herpes simple (HSV-1), más conocido como el “beso de la muerte”.

“El virus estaba en su párpado, pero logramos detectarlo antes de que pudiera entrar en el torrente sanguíneo, aunque no pudo abrir los ojos durante días”, declaró la madre del pequeño a un medio local.

Posteriormente en una publicación en Facebook, pidió a la gente que sabe que tiene herpes no bese a los bebés ya que no tienen las defensas para protegerse.

Cabe mencionar que hay casos de bebés que han muerto en casos similares.