Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.– Luego de la reunión que se llevó a cabo entre la Secretaría de Hacienda y de Gobernación, con los trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Cultura, quienes mantienen cerradas al menos dos bibliotecas en la capital, no se lograron acuerdos ante las exigencias de un aumento salarial digno.

Por ello, mantendrán cerradas la Biblioteca México y la Vasconcelos, con la amenaza de parar labores en más recintos de la secretaría a cargo de Alejandra Fraustro.

Y el Director General de Bibliotecas, Marx Arriaga Navarro, se ha limitado a denostar la exigencia sindical de los trabajadores a través de mensajes, publicados en la red social del pajarito azul.

Fuentes que pidieron no revelar su nombre, dijeron a Grupo Cantón que se rumora la exigencia de la cabeza de Arriaga.

La reunión se estableció después de que los trabajadores de la Secretaría de Cultura cerraran la dependencia el pasado martes. Además, acusaron que existen actos de intimidación a los manifestantes por parte de las mismas autoridades de Cultura.