Los filtros de Snapchat cobran una “víctima”

Los filtros de Snapchat cobran una “víctima”

56
0
Compartir

Snapchat es una aplicación de mensajería que tiene la particularidad de de soportar múltiples medios de imagen, video y filtros de realidad aumentada; en esta parte, se ha vuelto relevante por la gran variedad de estos, donde algunos, más que creativos, rozan con la misma realidad. Este es el caso de los filtros que cambian el sexo de la persona en cuestión cuando se posa frente a la cámara de la aplicación, los cuales se pueden utilizar como una manera graciosa de verse o, incluso para suplantar identidades. Mediante este recurso, un joven estudiante de San Francisco logró detectar a un presunto pedófilo en la misma aplicación, informó NBC Bay Area.

Ethan, el nombre de nuestro protagonista, tenía buenas razones para intentar esta treta: su amiga, en la niñez, había sufrido de abusos sexuales; él, empático, quería identificar a posibles pedófilos en Internet. Gracias a Snapchat, utilizó el mencionado filtro para cambiar de sexo, tomarse unas fotos y postearlas en Tinder, una aplicación de citas. El señuelo estaba puesto.

Ha mordido el anzuelo

Más tarde que temprano, un hombre respondió al perfil, iniciando la conversación con un “¿Quieres divertirte esta noche?”; Robert Davis, Policía de San Mateo había picado en la cuenta falsa. Ambos acordaron pasar a hablar a otra aplicación de mensajería, donde Ethan, pasandose por una niña le hizo saber que tenía 16 años, el policía no se inmutó ante la cuestión y continuo hablando con “ella”.

Durante 12 horas se la pasaron hablando, y como todo un investigador privado, Ethan guardo en capturas de pantalla toda la conversación que sostuvo con Robert Davis. Despues, envió estas las mismas a una organización que podría ayudarlo: “Crimes Stoppers“ una ONG que permite a las personas informar sobre acciones ilegales.

Esta historia tiene un final feliz: la semana pasada Davies fue detenido por la policía de San Jose por posibles actividades sexuales con una menor de edad en redes sociales.

Imagen aportada por el departamento de policía de San Jose.