A foguearse

A foguearse

34
0
Compartir

Ciudad de México.– Será la segunda ocasión que la escuadra nipona tome parte en el torneo de selecciones más longevo, y para esta ocasión buscará mejorar lo que hizo en aquel lejano 1999, cuando empató 1-1 con Bolivia, y cayó ante Paraguay y Perú, 4-0 y 3-2, respectivamente.

Y, para esta ocasión, el técnico Hajime Moriyasu, quien ha vivido el proceso desde fuerzas inferiores, llamó a un grupo de jugadores experimentados, que se combina con varios jóvenes que no rebasan los 23 años.

La intención del estratega es darle fogueo y preparar al equipo que disputará los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

El cuadro base, que en su mayoría engrosa con futbolistas de la Liga local, tiene el agregado de elementos que militan en equipos europeos, por ejemplo Shinji Okazaki, del Leicester, y el mediocampista del Getafe, Gaku Shibasaki.

En lo que se refiere a las aspiraciones, está claro que este conjunto la tiene bastante complicada, pues sus rivales del Grupo C suponen tener más poderío.

Hablando de casos puntuales, se perfila como muy complicado que, por ejemplo, pueda pasar por encima de Uruguay y Chile, los grandes favoritos para eludir la primera Fase y clasificarse a la siguiente Ronda. De hecho, aunque para nada luce fácil, ante Ecuador podría sumar, tomando en cuenta que este combinado no se ha visto tan bien en los amistosos que pudo validar antes del certamen.

Los japoneses, que siempre se han caracterizado por ser veloces y solidarios, para esta ocasión buscarán mostrarse en Sudamérica en una gran vitrina.