¿Temporada 2 de Bronco?

¿Temporada 2 de Bronco?

7507
0
Compartir
Raquel Bigorra

Estuve con Lupe Esparza y el grupo Bronco, minutos antes de subirse al escenario en el Auditorio Nacional. Les pedí la de Con zapatos de tacón, también el nuevo sencillo Alguien mejor que yo. Ya abusando, hasta grabaron en mi celular un saludo para una amiga que es súper fan. Y a todo me dijeron que sí, bien y de buenas. Y eso que me confesaron que tenían muchos nervios de subirse al escenario.

Esta es la cuarta vez que hacen un Auditorio, pero esta presentación tenía algo especial. El productor, quien está haciendo la serie, llevó a Ramiro (Raúl Sandoval) y a Lupe (Luis Alberto) para hacer un “cameo” en el escenario. La serie cuenta desde los inicios de la agrupación hasta el año 2012. Es por ello que cuando le pregunté a Lupe por las diferencias con Ramiro, me confesó que eso tendrá que verse en la segunda parte de la serie.

Muy emocionado me dijo que se van a enamorar de los cachetitos de Choche. Y por Luis Alberto supe que la escena donde se ve a Lupe como albañil, a principio de la historia, la hicieron en una bicicleta en una construcción en el Estado de México. Raúl Sandoval andaba vestido como en los 70’s y para lograr parecerse a Ramiro, el equipo de caracterización le había puesto un producto especial en la cara para marcarle las patas de gallo.

Fue un gusto coincidir con Lupe, el original y Gigante de América. Pero también ver la emoción con la que los actores y el equipo de producción están entregados a la serie, me puso muy contenta.

Ya me invitaron a que los visite en locación así que pronto les platico. Lupe ha estado en varias juntas de preproducción y me dijo que está muy contento con el desarrollo de la serie que contará la historia del grupo. “Van a llorar, se van a reír, se van a identificar”, me confesó el intérprete de Que no quede huella.

¡A gozar que el mundo se va a acabar! Ya me urge el estreno de los 13 capítulos. Y si se cumple con lo que me dijo Lupe, nos seguimos hasta la segunda temporada. Hay Bronco pa’ rato. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa