Los influencers son la voz de la desinformación

Los influencers son la voz de la desinformación

927
0
Compartir

FERMÍN SÁNCHEZ

CIUDAD DE MÉXICO.– En los últimos años, los influencers se han apoderado de internet y medios de comunicación y se han convertido en importantes voces de opinión de la política en México, ocupando el lugar de muchos periodistas profesionales, en la actualidad millones de jóvenes se informan con ellos en las redes sociales, muchos de estos personajes comenzaron sus carreras como youtubers. En la actualidad donde la información en internet corre sin límites y mucha de ella sin veracidad, estos personajes también se han convertido en creadores de desinformación.

En la actualidad destacan dos influencers, uno es Callo de Hacha y el otro es Chumel Torres, que se han convertido en los más críticos de la 4T, el primero con más de 2 millones de seguidores, y el segundo con más de 400 mil seguidores, los cuales también se han convertido en creadores de mentira y odio.

La semana pasada, Chumel Torres lanzó un tuit en donde aseguraba que el gobierno actual, había destinado 500 millones de pesos al beisbol y había dejado sin protección a las mujeres con cáncer de mama, lo cual en realidad, fue una información sin el cuidado y la investigación requerida, ya que en el Presupuesto de Egresos de la Federación sí se destinó una cantidad de 200 millones de pesos para el Instituto Nacional de Cancerología, más una extensión de 35 millones para programas de detención, tratamiento de cáncer de mama y cervicouterino.

Por otro lado, tanto ha sido el poder y la fama que tienen los influencer actualmente, que hasta han recibió dinero para publicidad del Gobierno federal en años anteriores, como es el caso de Callo de Hacha que recibió 47 millones 389 mil 776.47 pesos en el sexenio de Peña Nieto.

 

EL COMEDIANTE
Callo es un influencer, comediante y youtuber mexicano que alcanzó la fama con su canal Diario de Confianza, tiene un título en la carrera de Negocios Internacionales.

EL TUITERO
Chumel Torres es un ingeniero mecánico que tuiteaba para divertirse, para después convertirse en famoso con su programa El Pulso de la República en YouTube.