Tienen su historia

Tienen su historia

709
0
Compartir

Ciudad de México.– Ignacio Ambriz, ocupando el banquillo de las Águilas del América, etapa en la que pocas veces recibió la simpatía de la parcialidad crema, en su ciclo más prolífico pudo disputar una Final de la Liga de Campeones de la Concacaf edición 2016.

Nacho, siempre colgando al cuello la etiqueta de malquerido, llevó al conjunto de Coapa al duelo estelar, y en ese camino tuvo que enfrentar a los Tigres de un tal Ricardo Ferretti, con todo lo que eso conlleva.

Y el exnecaxista, mundialista por México en el Mundial Estados Unidos 1994, tuvo su graduación como timonel ante un viejo lobo de mar, al que le ganó ambas partidas, pues el electrónico marcó triunfo para los capitalinos en el Volcán, y también en el Estadio Azteca.

Hace tres años, buscando la gloria internacional, el profe Ignacio salió victorioso con los suyos 0-2, y después en casa, en el Coloso de Santa Úrsula, el tanteador dictó 2-1 igual en su favor.

Ahora, en instancias similares, pero también con un título de por medio, se verán las caras este par de entrenadores del circuito azteca.

LA VIEJA GUARDIA

Sin lugar a dudas, Tuca Ferretti y Nacho Ambriz, directores técnicos de Tigres y el León, respectivamente, que a partir de esta noche en el Estadio Universitario se enfrentan en la Final del Clausura 2019, representan a dos escuelas de estrategas del futbol mexicano, pero también a distintas generaciones.

El Bigotón, quien lleva prácticamente una vida dictando cátedra pambolera, ahora mismo ondea la bandera de la vieja guardia, esa misma en donde tal vez se mantienen vigentes tipos como Víctor Manuel Vucetich, o hasta Ricardo Antonio La Volpe.

Ferretti va por su séptimo gallardete, el quinto al frente de los regios, pues también supo de alegrías llevando el timón de las Chivas y los Pumas.

Después de una Liguilla en la que se valió del reglamento, pues en ambas su mejor posición en la tabla les dio el pase a la siguiente Ronda, ahora espera que por fin explote la calidad de su cara nómina.

Él y sus felinos dieron cuenta del Pachuca, con global de 2-2, y después del archirrival, Monterrey, 1-1, pero el gran orgullo de Tuca es que, aun jugando a medias, ahora mismo están a 180 minutos de estar inmersos en la estampa campeonil.

UNA NUEVA OLA

El manejador de los hilos de La Fiera, quien por fin está instalado en otro partido grande del circuito local, es quien encabeza a una nueva camada de exfutbolistas que decidió seguir en esto del futbol, pero ahora con pizarrón en mano.

Miguel Herrera, José Cardozo, Chepo de la Torre, Salvador Reyes Jr, Antonio Mohamed, sólo por mencionar a algunos, son parte de este grupo que igual engrosa Ignacio, quien punto y aparte, busca ganar credibilidad.

Su paso por el Nido, que fue complicado desde el anuncio mismo, porque jamás recibió siquiera el beneficio de la duda, debido a que el alegato era no contar con las credenciales para merecer dicho cargo, tuvo altibajos, aunque al final lo cortó quien decidió jugársela con él: Ricardo Peláez.

Pero ahora, dándole un vuelco a todos esos malos ratos, y después de romper la marca de más triunfos consecutivos, siendo la mejor ofensiva y la mejor defensa, al frente de los Panzas Verdes se cuela a este compromiso con el título de favorito, algo que parece ser, le pudo haber pegado un poco.

Y es que después de haber pasado de manera holgada sobre los Xolos, 5-2 en el global, hasta ese momento todo parecía apegado a la lógica, aunque fue en Semifinales que realmente estuvo a prueba.

Los dos partidos ante el América, en los que la justicia de haber sido el superlíder de la competencia les brindó en el desenlace su boleto al platillo importante, a pesar de que está claro de que en ambos el equipo fue superado, ahora Ambriz tiene la opción de recomponer el camino y regresar a las bases que le hicieron ganar buenos comentarios cada ocho días, pues fue quien dominó prácticamente la Liga durante 17 jornadas.

Y será esta noche en el primer duelo de la Final de la actual temporada, que Ricardo Tuca Ferretti, fungiendo como en local con los de la UANL, reciben la visita del poderoso y rompemarcas León, a cargo de Ignacio Ambriz, un estratega que busca urgentemente credibilidad, tras sus aventuras fallidas con el Guadalajara y el llamado más odiado.