Laura Beristain politiza crisis de seguridad

Laura Beristain politiza crisis de seguridad

2226
0
Compartir

SOLIDARIDAD, QUINTANA ROO.– La alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristain, embarró al presidente Andrés Manuel López Obrador en el desacato a la aplicación del Mando Único que se instauró por parte del Gobierno del Estado de Quintana Roo desde el pasado martes en esa comuna, con el fin de disminuir la violencia que se ha desbordado desde hace seis meses.

La alcaldesa dijo que recurrirá a la ayuda del Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador, para revertir el decreto del gobernador quintanarroense.

“El tema es que hay que respetar la autonomía municipal, que afortunadamente nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador nos mandó el apoyo. No estaba enterado de este caso, ni siquiera nosotros. Es una violación a las garantías individuales, una violación a los derechos humanos, porque quien hace ese tipo de actos quiere decir que sabe que no está actuando apegado a la ley”, declaró.

Incluso, dijo que el Gobierno Federal, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, encabezada por Alfonso Durazo, ha ignorado la decisión del gobernador de tomar el control de Solidaridad.

Cabe recordar que el gobernador Carlos Joaquín González aplicó el Mando Único amparado en el artículo 115 Constitucional, Fracción VII, que establece que “la Policía Preventiva estará al mando del presidente municipal en los términos de la Ley de Seguridad Pública del Estado. Aquella acatará las órdenes que el gobernador del Estado le transmita en aquellos casos que este juzgue como de fuerza mayor o alteración grave del orden público”.

‘AUTORIDADES REBASADAS’

En el acuerdo en el que el gobernador asume el mando de Seguridad Pública del Municipio de Solidaridad, establece que “las autoridades de Seguridad Pública han sido rebasadas por las alteraciones graves al orden público, en donde se observa que ha existido un aumento en los homicidios dolosos, que generan un ambiente de miedo e incertidumbre que afecta el entorno social”.

El gobernador añadió que esta decisión a favor de las familias quintanarroenses seguramente generará resistencia entre quienes están interesados en mantener el estado actual de las cosas para sostener una imagen personal, por la incapacidad para trabajar en equipo.

“Quien violente el marco legal por desacato a esta disposición se hará acreedor a las responsabilidades administrativas, penales y políticas que la ley establece”, sostuvo.

Pese a ello, la alcaldesa intenta ampararse en la figura presidencial, esgrimiendo que cuando se ha necesitado se ha coordinado con las fuerzas federales .

 

Van ocho meses de una ola de violencia